11.4 C
Misiones
HomeSociedadLa segunda audiencia fue tensa y aumentó la expectativa para los alegatos...

La segunda audiencia fue tensa y aumentó la expectativa para los alegatos y veredicto

Jacobo Bareiro reclamó que nunca cotejaron la muestra de ADN que le extrajeron con la víctima de 67 años. El Tribunal la rechazó por extemporánea esta queja y la recusación al Tribunal por parcialidad.

JORNADA INTENSA. Los tres acusados y sus defensores en el segundo día del nuevo juicio ante el Tribunal Penal de Oberá. (Foto gentileza C.Olivera Schuster).

La declaración de un testigo, un imputado y el pedido de nulidad del debate, fue lo que dejó la segunda jornada en el Tribunal Penal de Oberá en el nuevo juicio por robo y violación cometido contra una mujer de 67 años en 2016 y que tiene como sospechosos a Jonathan Taborda (30), Rosalino De Melo (53) y Jacobo Saúl Bareiro (36).

El dato destacado ayer fue la declaración de Bareiro quien enfatizó que “nunca” le dieron la posibilidad de acercar la declaración de un testigo al expediente y tampoco que se hiciera uso de su registro de ADN que le extrajeron, para cotejar si él fue o no el que abusó de la víctima. Recordó que lo detuvieron “trece días después del hecho” denunciado. “En el juicio anterior me condenaron a 22 años y yo no soy un violador”, se quejó.

“El 6 de octubre de 2016 estuve en casa de Jorge De Melo. Tomamos mate y después me fui a mi casa. Tengo testigos”, contextualizó y consultado por su abogado agregó que “las muestras de ADN nunca aparecieron acá”.

Esto generó una réplica de la fiscal del Tribunal Penal 1 de Oberá, Estela Salguero, que señaló a la defensa de Bareiro como responsable de haber solicitado que se completaran esas pruebas.

Finalmente el acusado se refirió a Taborda, a quien acusó de “pegarle una trompada” a De Melo para que se hiciera cargo del hecho.

Recusación

Otro punto destacado de la jornada fue que Roberto Bondar, defensor de Bareiro, presentó un escrito que fue leído por secretaría. Recusó “con causa al Tribunal y al secretario por parcialidad”.

A su entender, el certificado médico que fue entregado en la primera audiencia, firmado por un profesional que señalaba que la víctima estaba con una “enfermedad discapacitante” (tratamiento por un presunto cuadro de Alzheimer) por lo cual no estaba en condiciones de declarar, había sido sumado al expediente por desconocidos, sin que las partes supieran de esa cuestión.

Cuestionó además que a pesar de ese certificado, el Cuerpo Médico Forense definiera que la víctima estaba apta para declarar. También fustigó a la fiscalía, que “interrumpió un alegato de la defensora de Taborda”. En ese sentido Bondar criticó que los magistrados se hayan manifestado como un “prejuzgamiento a favor de la fiscal”.

El incidente motivó un cuarto intermedio, del que los magistrados Miguel Orlando Moreira, Graciela Ivonne Heppner y Jorge Erasmo Villalba, retornaron para comunicar el rechazo al planteo por “incierto”. Manifestaron que de parte de ninguno de los integrantes del Tribunal, “ni objetiva ni subjetivamente existía manifestación, decisión o actuación de la que se pudiera siquiera deducirse una presunción de parcialidad. La deducción hipotética que expresa el recurrente corre por su exclusiva cuenta”.

Tampoco hicieron lugar a la recusación al secretario, por lo cual “conforme a derecho”.

No obstante, la defensa de Bareiro se reservó el uso del recurso de Casación y de nulidad de todo lo actuado en escalones superiores de queja.

Antes del cierre de la audiencia, Bondar solicitó que sea llevado a declarar un amigo de su defendido (Jorge De Melo). Asimismo pidió que se haga una nueva muestra de ADN, cuestión que fue acompañada por los otros defensores, Cintia Gabriela Carvallo (Taborda) y Matías Uriel Olivera (De Melo).

El Tribunal rechazó este último pedido al considerarlo extemporáneo y anunció el nuevo cuarto intermedio hasta hoy que se oirán los alegatos de la acusación, los defensores respectivos y la decisión final de los camaristas.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS