19.2 C
Misiones
HomePolíticaUn ex secretario de José Gelbard criticó a Cristina Kirchner por "desconocer"...

Un ex secretario de José Gelbard criticó a Cristina Kirchner por “desconocer” el pacto social de 1973

El ex secretario del ex ministro de Economía José Ber Gelbard, Carlos Leyba, criticó a Cristina Kirchner por “desconocer” el pacto social de 1973 e impulsar un congelamiento de precios. Leyba afirmó que Perón consideraba a Héctor Cámpora como un “traidor” y que en el gabinete de Celestino Rodrigo –sucesor de Gelbard- leían un libro sobre esoterismo del entonces ministro de Acción Social y fundador de la Triple A, José López Rega.

El congelamiento de precios “es una mala medida” y “no tiene nada que ver con el pacto social entre la CGE, la CGT y la UIA de 1973″, agregó el economista que integró el gabinete de Gelbard en representación de la Democracia Cristiana y redactó el plan consensuado por el Frejuli.

“Al contrario de lo que muchos creen no hubo represión de precios porque nunca hubo congelamiento, todo lo contrario, hubo administración de precios”, afirmó a Dato sobre Dato de radio Milenium.

El Acuerdo Social (1973) se inició en base a las negociaciones que alumbraron La Hora del Pueblo (1970) y maduró en las “Coincidencias Programáticas de los partidos políticos y las organizaciones sociales” (1972).

Subrayó que “se trataba de tener los costos y lo que congelaba era que usted mantenga su tasa de rentabilidad. No tiene nada que ver con lo que quiere hacer el kirchnerismo ahora”. Luego criticó la visión de la vicepresidenta sobre ese pacto social.

Pero el “programa de Gelbard fue abandonado, no solo porque se murió Rucci, sino porque se murió Perón. Perón políticamente se murió el 12 de junio y nosotros quedamos al garete de la mano de un grupo de locos con carnet”, en alusión a José López Rega, el ministro de Economía Celestino Rodrigo y el economista Ricardo Zinn.

Luego de la gestión de Alfredo Gómez Morales, sucesor de Gelbard, en junio de 1975, “asumieron los miembros de la secta de los Caballeros del Fuego, Ricardo Zinn, Pedro Pou y Celestino Rodrigo, que produjeron el Rodrigazo”. “Zinn andaba con enorme un libro de esoterismo de José López Rega, imagínese”, agregó.

Después afirmó que “si los kirchneristas gritan hoy Perón que se acuerden que al único tipo que Perón lo echó como traidor, fue a Héctor J. Cámpora”.

Se molestó porque Máximo Kirchner y otros reivindican a Cámpora y a John William Cook quien “me dijo personalmente que odiaba a Perón”.

“Cámpora fue un traidor a Perón y te lo digo yo porque tuve la suerte de tener que reescribir el discurso de asunción presidencial de Cámpora porque estaba poblado de palabras como socialismo nacional y Perón indignado le dijo a Gelbard que se lo corrigiera”, aseguró. Por eso “Cámpora lo odiaba a Gelbard y por eso ningún funcionario de la Casa Rosada vino a la firma del acta de compromiso” o pacto social en el ministerio de Economía.

Se necesitaron “tres años de negociaciones en medio de la dictadura y con las balas de la guerrilla enfrentadas con nosotros y se primaron las condiciones programáticas en diciembre del 72” para implementarlas al año siguiente con la victoria del FREJULI.

Ese programa de las coincidencias programáticas “tenía una descripción de la situación económica argentina, de los caminos para encaminarla y de las leyes necesarias para transformarla. No se imponía nada”

Luego preguntó si en el 2021 “¿Ustedes creen que la dimensión intelectual y moral de la política argentina está a la altura de esas circunstancias? ¿Ustedes creen que podemos llegar a esto si hubiéramos estado a la altura de eso? Yo creo que no”.

“Cuando nosotros nos sentamos a concertar, ya no fuimos solamente con la CGE, vinieron también todos los miembros de la UIA, firmaron de entrada y luego que se firmó, Roberto Aleman publicó un sueltito en el diario Clarín diciendo “esto es más de lo que yo podía imaginarme””, recordó.

En mayo de 1973, la inflación era del 80% y el titular de la CGT José Ignacio Rucci “tuvo el coraje de firmar la congelación por dos años de la paritarias y un aumento de sueldo de suma fija en pesos que equivalía al 20% del salario mínimo”.

Cuando firmó esa acta, “yo le llevé el acta para firmar, delante de dos tipos que tenía enormes ametralladoras. Firmó y dijo ‘con esto estoy firmando mi sentencia de muerte’”.

“Cuando gana Perón después de echarlo a Cámpora, la elección del 66% de los votos, Firmenich que estaba en España dijo: ‘había que matarlo a Rucci porque había que terminar con la pata sindical del pacto social’”, finalizó Leyba.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS