19.2 C
Misiones
HomeEconomíaProvincia, en alerta por importaciones, baja crédito a congelamientos

Provincia, en alerta por importaciones, baja crédito a congelamientos

Casi como un anticipo y un resumen de lo que se viene, en menos de 48 horas el gobierno provincial cambió una buena noticia por una muy mala: el miércoles los principales directivos de Volkswagen anunciaron que el Centro Industrial Córdoba comenzará a fabricar la nueva caja de cambios MQ200 Evo, de las que se harían 400 mil unidades. Pero el jueves por la tarde la empresa le comunicó a sus proveedores que la planta se mantendrá cerrada desde el 15 de noviembre al 5 de enero, es decir 50 días, por la falta de semiconductores, un componente clave que altera la cadena de suministros de las automotrices en todo el mundo.

El parate de una planta como la de VW en Córdoba por un problema de suministros globales enciende las alertas en el sector público y privado de Córdoba, que, a diferencia de lo que pasa a nivel nacional, siempre mantuvieron un diálogo fluido e incluso realizan gestiones en conjunto por temas puntuales como retenciones regionales, importación de bienes de capital o la propia Ley de biocombustibles. El diagnóstico es conocido: la macro global sigue aturdida por los coletazos del Covid y la producción interna no se banca más frentes y complicaciones domésticas si quiere recuperar y sostener los niveles pre pandémicos. De hecho, 9 de 12 ramas industriales que mide el Monitor de la Actividad del ministerio de Industria, Comercio y Minería de la Provincia están en niveles positivos de producción midiendo volumen. Pero es un repunte que camina sobre una cuerda floja si siguen llegando malas señales internas.

A la crisis global de falta de materia prima –Alemania recortó las previsiones de crecimiento de su industria por falta de acero y semiconductores- se unen, como se sabe, las demoras con el SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) y las resoluciones del Central que no dejan girar divisas al exterior por 250 mil dólares, que vence el 31 de octubre y que generan fuertes distorsiones.

“Si viene una prórroga de esa resolución y se sigue limitando la posibilidad de girar divisas se traba todo lo importado, se va a frenar la producción… se puede enquilombar todo más. Un industrial que compró una máquina, un bien de capital para producir acá, giró más de 250 mil dólares, le falta girar otra parte y no la puede girar porque esta excedido. El vendedor no despacha la maquina si no paga y los bancos no se meten porque el Central no los autoriza. El gran problema que tenemos hacia adelante es como hacemos para generar los dólares para poder movilizar el país. Porque salvo el campo, no hay grandes generadores de divisas. Y hay que llegar a abril ahora. La economía necesita dólares para moverse, sobre todo en la industria.

Si acentúan en el tiempo estas medidas, van a tener un impacto en el corto plazo además de un problema de incentivos y expectativas a largo plazo”, planteó un funcionario provincial con diálogo con el sector privado.

Precios Feletti. Ese frente de crisis para la producción que ya está y amenaza con profundizarse es aún más complejo que el affaire por el congelamiento de precios. De hecho, la Provincia mantiene gestiones con la Nación por las retenciones al maní y planteó la necesidad de flexibilizar las importaciones, pero se corrió, al menos hasta ahora, del debate sobre el congelamiento de los precios. Aquí se puede pensar en varios motivos: más allá de las diferencias partidarias, sin dudas se analiza la rentabilidad de “pegarle” a una medida que busca contener la inflación, en un momento en que se está produciendo un aceleramiento de la misma; por otro lado, las cámaras empresariales mantienen diálogo directo con la Nación y ni ellas ni las empresas involucradas en el programa lograron torcer los planes del secretario de Comercio Interior Roberto Feletti. Y finalmente porque parece ser una medida de corto impacto.

“Acá tenemos un emisión muy alta, con la misma cantidad de bienes, lo lógico es que tengamos inflación. Entonces necesitamos mecanismos para incentivar la oferta. Vemos muy difícil que se instrumente un control de precios y lo más grave es que se le sacan todos los incentivos a las empresas para poder producir si hacia adelante se les compromete la rentabilidad. Es una medida que no va a generar efectos. Pero si eventualmente limitas el aumento hasta enero lo que va a pasar el 8 de enero es que se recarga todo lo que frenaste. Nosotros hablamos siempre con el sector privado. El gobierno hace todo lo contrario, sacó el congelamiento sin consenso y las cartas ya están jugadas”, señalan desde El Panal.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS