26.4 C
Misiones
HomeEconomíaEl designado embajador de Biden en la Argentina dijo que el Gobierno...

El designado embajador de Biden en la Argentina dijo que el Gobierno aún debe presentar un plan económico

El designado embajador de Estados Unidos en la Argentina, el texano Marc Stanley, dijo este martes que el gobierno de Alberto Fernández aún no ha presentado un plan macroeconómico para devolver la deuda ante el Fondo Monetario Internacional, criticó la posición argentina de derechos humanos en Cuba y Venezuela y prometió pelear para frenar el avance de la tecnología china en nuestro país.

En una audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, el candidato del presidente Joe Biden para ser embajador en Buenos Aires, presentó su plan de trabajo y contestó preguntas de un panel de senadores que comenzó a analizar su designación.

Este abogado nacido en Texas expresó su amplia expectativa de mejorar y ampliar los lazos entre los dos países. Pero fue contundente en algunas definiciones puntuales.  

Entre uno de los puntos más importantes que propone para su gestión, Stanley señaló los desafíos económicos. “Argentina es la tercera economía más grande de América Latina, pero una larga historia de inestabilidad económica ha afectado su productividad y competitividad. Argentina ha estado en recesión desde 2018, y su gobierno debe construir un marco de política macroeconómica que la ponga en el camino hacia la sostenibilidad financiera. Si me confirman, trabajaré para apoyar los esfuerzos de Argentina para abordar sus desafíos económicos”, dijo.

“La Argentina es un hermoso ómnibus turístico al que las ruedas no le están funcionando correctamente”, graficó luego Stanley en la audiencia sobre la economía argentina. “La deuda del FMI, 45 mil millones de dólares, es enorme. El problema, sin embargo, es que es responsabilidad de los líderes argentinos elaborar un plan macroeconómico para devolverla, y aún no lo han hecho. Dicen que ya viene uno”, indicó.

Stanley dijo que la embajada en Buenos Aires y el Departamento de Estado están comprometidos a trabajar con el Gobierno para mejorar la economía, y mencionó las reuniones que mantuvo en Washington la semana pasada el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, con el asesor de Seguridad Nacional de Biden, Jake Sullivan. Pero el candidato señaló que el futuro de la economía y de la negociación con el Fondo depende sobre todo del plan que presente el gobierno de Alberto Fernández.

“Estados Unidos, la administración Biden, se reunieron con ellos incluso la semana pasada. La embajada en Buenos Aires y el Departamento de Estado están comprometidos para encontrar formas constructivas de ayudar. Pero finalmente depende de ellos idear un plan que los encamine. La pandemia del Covid no ha ayudado a la situación en absoluto. La buena noticia es que se han recuperado. Pero no hay problema más importante que volver a poner de pie la economía porque es un gran socio bilateral para nosotros, para el comercio y la economía, y necesitamos un socio que sea económicamente saludable”, dijo.

El reclamo de Stanley fue un mensaje contundente de EE.UU. sobre las demoras del gobierno argentino para encaminar la discusión con el Fondo, que siempre resalta que se necesita un plan “creíble y sólido” del Gobierno para poder ordenar la economía y acordar un programa.

Otro de los temas en los que enfatizó Stanley es la presencia de China en el país y en la región. “A medida que Estados Unidos ve una mayor competencia con la República Popular China en Argentina y en otros lugares, haré que sea una prioridad mantener los pies en el fuego (frase que remite a meter presión) especialmente cuando productos como la tecnología 5G por debajo del mercado están ingresando y permitiendo que China acceda todos los datos e información entre la gente de Argentina”.

La presencia de China en Argentina, y en toda América Latina, es una de las máximas preocupaciones de Biden en la región, donde siente que está perdiendo presencia ante el gigante asiático en inversiones e infraestructura, e incluso en vacunación.

En otro ítem importante para su gestión, Stanley puntualizó el tema de los derechos humanos con una crítica para el Gobierno: “Argentina y Estados Unidos gozan de una relación de larga data basada en nuestra fidelidad a la democracia, la prosperidad, la seguridad y la protección de los derechos humanos en las Américas. Pero Argentina aún no se ha unido a los Estados Unidos y otros en la presión por reformas significativas en países como Venezuela y Cuba. Si mi nominación se confirma, planeo comprometerme con el liderazgo argentino en todos los niveles para buscar formas de lograr nuestro objetivo mutuo de un hemisferio que honre nuestros más altos ideales”.

También se refirió a las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua y y consideró la lucha contra la corrupción como una de sus prioridades al ser consultado por uno de los legisladores presentes en la reunión. También remarcó el hecho de su fuerte interés en el seguimiento de la causa por el atentado terrorista a la AMIA de 1994.

Stanley es un abogado que trabajó para la elección presidencial de Joe Biden y fue durante seis años titular del Consejo Nacional Judío Demócrata, el organismo predecesor del actual Consejo Judío Democrático de América. Stanley fue también miembro del consejo del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos y anteriormente se desempeñó como miembro del directorio del Israel Policy Forum.

En su comparecencia ante el Comité del Senado, dijo que “servir como embajador sería un real honor de toda Servir en este papel sería realmente el honor de toda una vida, y otro capítulo en una historia familiar que es verdaderamente única para la promesa estadounidense”. Y resaltó el origen de su familia en pequeñas aldeas de Ucrania y Bielorrusia.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS