7.8 C
Misiones
HomeEspectáculosCarlos Bisso: apareció una grabación inédita del padre de la psicodelia criolla

Carlos Bisso: apareció una grabación inédita del padre de la psicodelia criolla

Año 1973, tiempos movilizados por la lucha, los movimientos juveniles, el caos social, pero también la fe e ilusión por la vuelta de la democracia. Allí se empezó a gestar un álbum atípico de Carlos Bisso, reflejo de una época. Hablamos de un músico que al frente de su banda, Conexión Nº 5, podría ser -por qué no- uno de esos famosos eslabones perdidos del rock nacional. 

En sintonía con corrientes musicales contemporáneas como el jazz moderno, las influencias folclóricas del nuevo cancionero y el advenimiento de las vanguardias experimentales que influenciaban también a lo más interesante del rock local, Bisso le dio forma a un trabajo con la impronta que se caldeaba en esos tiempos.

Un buen reflejo de este sentimiento de nacional y popular, de patria grande, es el tema Americano Soy y otros más combativos como Dormido sin luchar o Llegará la libertad.

Carlos Bisso podría figurar como uno de los pioneros del rock argentino.

Signo de los tiempos​

El álbum se movía en la línea de Rodolfo Alchourron con su Sanata y clarificación, Jorge López Ruiz con Bronca Buenos Aires, Litto Nebbia con sus discos más latinoamericanistas como Despertándonos en América o Muerte en la Catedral y hasta Billy Bond y la Pesada con discos como Buenos Aires Blues o la opereta Tontos, sin olvidar a Roque Narvaja con su disco Octubre.

Carlos Norberto Bisso, a mediados de los ’60, se presentaba cantando solo con su guitarra en lugares de toda índole hasta que lo escucha el productor Claudio Kleiman y termina en Conexión N°5 fundado a finales del año 1967. De esta unión saltan a la fama luego de firmar un contrato con RCA.

Conexión N°5 (que previamente se presentaba como Extasis) es el primer grupo en abarcar géneros como el bubblegum, soul y beat, con un toque psicodélico. Grabaron en su mayoría covers que aún eran desconocidos en la Argentina como canciones de The Doors, The Equals, John Rowles, cantando en inglés. Muchas veces sus versiones se vendían más que las originales.

Carlos Bisso murió en 2005.

El hombre de los guantes negros​

Eran innovadores en su performance en vivo como también en sus ropas de colores, reflejando un poco la moda del Swinging London . Quizás los primeros en crear una especie de “marketing” a través del rumor que dejaron correr con los famosos guantes negros de Carlos Bisso, que generaban misterio y morbo con respecto a sus manos. Fueron una de las bandas fundacionales de la primera camada Beat en los ’60 argentinos.

Carlos Bisso, en una antigua foto de Conexión N° 5.

Por Conexión pasaron David Lebón, Ricardo Lew, Pappo, Carlos Franzetti, Juan ‘Gamba’ Gentilini, Adalberto Cevasco, etc.

Quizás Americano Soy  sea uno de los puntos más altos en la carrera de Carlos Bisso, aunque nunca sepamos el verdadero motivo del por qué se mantuvo inédito hasta ahora y no había salido a la venta.

En 1973 únicamente se editó un single que incluye Americano Soy y Dame compañera, los dos únicos temas que vieron la luz.

Durante estos 48 años, las cintas se creyeron perdidas, pero gracias a las investigaciones y colaboración del escritor Mario Antonelli, el interés de Sony Music por este “rescate” y la insistencia del músico y melómano Zelmar Garín, quien fue armando el rompecabezas con el apoyo de la familia Bisso, hoy podemos conocer esta obra oculta de nuestra música.

El disco contiene historias ligadas a la militancia como la balada Dame compañera, de la cual supimos, gracias a Silvia Martínez (pareja de Bisso), que el autor fue un militante chileno que se asiló en su casa de Argentina, huyendo del golpe de Pinochet.

Americano soy, el álbum de Carlos Bisso.

A manera de curiosidad graba dos canciones de uno de los pilares de la música uruguaya: Eduardo Mateo. Bisso reversiona Quien te viera y Mejor me voy, con el respeto que merecen estas dos bellas composiciones. También se destaca una versión con tintes soul del clásico de Atahualpa Yupanqui Los ejes de mi carreta.

Recordado por su pelo negro prolijamente engominado, sus patillas de caudillo y sus enigmáticos guantes negros, la muerte le llegó en 2005 a los 63 años, producto de un paro cardiorespiratorio en su casa del partido bonaerense de Tigre.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS