15.1 C
Misiones
HomePolíticaEl Consejo de la Magistratura le pide al Gobierno que incluya en...

El Consejo de la Magistratura le pide al Gobierno que incluya en sesiones extraordinarias la ley para modificar el organismo

El pleno del Consejo de la Magistratura votó por unanimidad este mediodía pedirle al Gobierno que incluya “lo antes posible” en el período de sesiones extraordinarias del Congreso el proyecto para adaptar el organismo al fallo de la Corte Suprema de Justicia, que ordena volver a la conformación original de 20 integrantes o dictar una ley con una nueva integración, ya que su actual composición caduca el 16 de abril. 

También los consejeros acordaron enviarle notas a los presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores, Sergio Massa y Cristina Kirchner, para informarle al Congreso sobre la “necesidad imperiosa” de contar con una nueva ley.

​Esto se produce como impacto del fallo de la Corte que declaró inconstitucional la reforma que ideó en el año 2006 la entonces senadora Cristina Kirchner, que redujo su integración a 13 miembros.

El titular del Consejo de la Magistratura, Diego Molea, durante la reunión que se realizó este lunes al mediodía, explicó que si el Gobierno no incluye el debate sobre una nueva ley para tratar en estas sesiones extraordinarias, quedaría solo un mes y medio para debatir los proyectos y sancionar una nueva ley, lo cual podría provocar una parálisis del organismo.

Es que después del 16 de abril el Consejo de la Magistratura no podrá seguir funcionando con su conformación actual, pues vencido ese plazo todas sus decisiones serán nulas, según lo resuelto en el fallo de la Corte Suprema.

En simultáneo, el Consejo de la Magistratura acordó este lunes apurar los trámites para llevar a cabo lo antes posible las elecciones que permitan incorporar los nuevos seis integrantes del organismo, para retornar a su composición original de 20 miembros. Eso incluye a dos abogados, un juez, un académico, un diputado y un senador, ya que el séptimo integrante será el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

Diego Molea informó sobre las dificultades para realizar esas elecciones en tan poco tiempo, ya que se deben confeccionar los padrones de abogados, jueces y académicos en condiciones de votar, antes de concretar las elecciones. 

Por eso, el titular del Consejo de la Magistratura destacó que le pedirán ayuda a la Cámara Nacional Electoral para actualizar los padrones. Además contó que levantaron la feria judicial de enero, para seguir funcionando durante todo el verano, Y manifestó su preocupación ante la “pseudoparálisis” que sufriría el organismo, en caso de no poder cumplir con los plazos establecidos por la Corte Suprema. 

En ese sentido, Molea destacó que están en contacto permanente con la Federación Argentina de Colegios de Abogados, el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y el Consejo Interuniversitario Nacional, para acelerar los tiempos en que se realicen las respectivas elecciones de sus representantes.

La reunión plenaria del Consejo de la Magistratura se realizó en forma híbrida, donde algunos consejeros estuvieron de manera presencial y otros en forma remota por Zoom. Asistieron doce integrantes del Consejo, ya que la senadora Silvia Giacoppo se excusó de participar porque falleció su madre.

La reunión estaba prevista para las 10 horas, pero debió suspenderse durante casi dos horas, porque cuando arrancó la reunión plenaria se cayó el servidor y todos los que estaban remotos quedaron en el Zoom, pero los que estaban en la sala del Consejo se quedaron sin Internet.

Estuvieron presentes en la sala del Consejo, su presidente Molea, Pablo Tonelli, Diego Marias, Juan Manuel Culotta, Vanesa Siley y Gerónimo Ustarroz. Mientras que participaron en forma remota Graciela Camaño, Carlos Matterson, Mariano Recalde, Alberto Lugones, Ricardo Recondo y María Inés Pilatti Vergara.

El fallo de la Corte SupremaEl 16 de diciembre, la Corte Suprema declaró inconstitucional la reforma del Consejo de la Magistratura que ideó Cristina Kirchner en 2006 cuando era senadora y que redujo la cantidad de miembros del organismo de 20 a 13.

La decisión de la máxima instancia judicial le puso un límite a la integración actual del organismo que se encarga de seleccionar, concursar y juzgar a los magistrados.

En el fallo, los jueces exhortaron al Congreso a sacar una nueva ley y le ordenaron a la Magistratura volver a la anterior composición a la reforma hasta que se vote una nueva iniciativa. Así, el Consejo volverá a tener 20 miembros y será manejado por el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

Además, los jueces pusieron un plazo: si en 120 días no está en funcionamiento el nuevo Consejo de 20 miembros, todos los actos de la Magistratura desde ese momento serán declarados nulos.

La Corte aclaró en su fallo que “los nuevos miembros iniciarán su mandato de manera conjunta y simultánea”; es decir, que Rosatti no presidirá de inmediato el nuevo Consejo y solo lo hará una vez que esté completa toda la nueva integración.

La resolución fue tomada por unanimidad: los cuatro jueces del tribunal, el presidente Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti votaron por la inconstitucionalidad de la composición actual del organismo. Aunque Lorenzetti tuvo una disidencia: sostuvo que no se podía volver a la anterior conformación.

Esa decisión de la Corte fue una pésima noticia para el Gobierno que buscaba evitar que el máximo tribunal retome el control del organismo. El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, calificó el fallo como “incomprensible y vergonzoso”, porque pone en crisis “la división de poderes y el sistema republicano”. “Toman por asalto el Consejo de la Magistratura”, agregó Mena. 

En el fallo los magistrados sostuvieron que la reforma del Consejo no respetó el “equilibrio” entre los estamentos que exige la Constitución Nacional.

La reforma de 2006 que fue impulsada por la actual vicepresidenta además de achicar el Consejo le daba más poder a los representantes de la política -los senadores y diputados- y le restaba poder a los demás estamentos de jueces, abogados y académicos. Incluso había borrado la representación de la Corte Suprema que hasta 2006 presidía la Magistratura.

La causa había arrancado por una denuncia del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

Con la reforma de Cristina Kirchner, el oficialismo de turno tenía más chances de paralizar la designación en una terna de los jueces que no le gustaran y también evitar el juicio político de un magistrado al que desearan proteger.

En los hechos, para voltear la actual composición del Consejo, la Corte rechazó un recurso extraordinario que había presentado el gobierno de Cristina Kirchner en 2015 para sostener la conformación del Consejo. Con ese rechazo, confirmó y dejó firme una sentencia de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo que declaraba la inconstitucionalidad de la reforma de 2006.

En el fallo, los jueces de la Corte pidieron al Congreso que en un plazo razonable dicten una nueva ley. Lo cierto es que el Gobierno presentó en el Senado, a principios de mes, un proyecto de reforma del Consejo. Además, el consejero Pablo Tonelli -que es diputado de Juntos por el Cambio- presentó otro proyecto de su autoría.

El Consejo de la Magistratura es un organismo clave que se encarga de seleccionar a los jueces, a través de concursos públicos, seleccionar una terna y enviarla al Poder ejecutivo para que decida cuál será votado en el Congreso.

Además, se encarga de evaluar el desempeño de los jueces y puede sancionarlos e incluso iniciarles un juicio político para que sean desplazados. Por eso el equilibro en su composición es determinante.

La última reforma de 2006 dejó en 13 a los integrantes del Consejo: tres jueces, dos abogados, cuatro legisladores de la mayoría, dos legisladores de la minoría, un académico y un representante del Poder Ejecutivo.

Los que más habían perdido con esa reforma eran los jueces, los abogados, la minoría legislativa y la Corte Suprema que presidía el organismo. Por eso, al declarar su inconstitucionalidad, la máxima instancia judicial busca reponer el equilibrio en su conformación, que se había perdido con la reforma ideada por Cristina Kirchner.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS