20.6 C
Misiones
HomePolíticaEl Gobierno apuesta a cerrar el acuerdo hoy y a enviarlo a...

El Gobierno apuesta a cerrar el acuerdo hoy y a enviarlo a Diputados mañana: el diagnóstico del oficialismo y el pedido de Massa al Presidente

Cuando terminó su discurso frente a la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández no escuchó el recordatorio de Sergio Massa que se transmitió por cadena nacional. “Dejo abiertas, dejo abiertas”, dijo el tigrense. No hubo caso. El Presidente olvidó la fórmula protocolar para inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso. Horas después, en privado, Fernández escuchó con más atención al titular de Cámara baja. El mandatario y el diputado estuvieron reunidos en Olivos para repasar el panorama del envío inminente del acuerdo con el FMI -que en Economía se apuraron en dar por cerrado- al Congreso.

El ingreso del proyecto con la letra chica del acuerdo a Diputados ya tiene (otra) fecha probable. Si el Gobierno cierra los detalles que faltan en el transcurso de este martes, el miércoles ingresará a la Cámara Baja. Voceros oficiales confirmaron la información y consignaron que a lo sumo se postergaría hasta el jueves. Fernández señaló en su exposición que esperaba que el proyecto fuera remitido al Legislativo en el transcurso de la semana.

En Olivos y junto a otros tres comensales, Massa le pidió al Presidente la colaboración activa del Ejecutivo para empujar el proyecto. Esa ayuda se traduciría en la presencia de funcionarios en comisiones, diálogo con cámaras empresarias y con la oposición, y protagonismo a la hora de informar los números finos de la renegociación.

El líder del Frente Renovador cree que el oficialismo conseguirá los votos necesarios para aprobar el proyecto. Ven una “actitud responsable” de un sector importante de Juntos por el Cambio liderado por la Coalición Cívica y el gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales.

En cambio, no guarda esperanzas de que los duros del PRO acompañen la iniciativa oficial. Según el tigrense, apuestan “al cuanto peor, mejor”, en pos del regreso de Mauricio Macri. “(Gerardo) Milman, (Fernando) Iglesias y (Waldo) Wolff se llevaron puestos a (María Eugenia) Vidal, (Cristian) Ritondo y (Diego) Santilli”, fue el diagnóstico del presidente de Diputados a sus colaboradores para retratar el avance de los halcones del macrismo sobre los dialoguistas.

Massa cree, sin embargo, que un sector del partido fundado por Macri promoverá la abstención en pos de la unidad opositora. El diputado también cuenta como posibles aliados al sanjuanino Marcelo Orrego y al bonaerense Emilio Monzó y al salteño Carlos Zapata.

Primero en DiputadosMassa será una vez más el encargado de juntar los votos necesarios para aprobar una ley determinante para el Gobierno. El Presidente tuvo que recalcular su plan original para que el proyecto se tratara primero en el Senado, cuando el jefe de bloque José Mayans -con el aval de Cristina Kirchner- hirió de muerte esa opción.

Esta vez, el líder del Frente Renovador no sólo deberá buscar aliados en la oposición menos polarizada. También, deberá asegurarse que la oposición interna de La Cámpora al acuerdo no termine por multiplicarse entre otros legisladores de diferentes extracciones kirchneristas.

“Máximo tiene una actitud de fijar posición, no de obstruir”, señalan en Diputados sobre el frente interno. El bloque oficialista discutirá cómo votará durante el transcurso del fin de semana. “No va a haber un debate público”, prometen.

Massa no contará para esa tarea con la colaboración del ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, a quien siempre señaló en la intimidad como uno de los pocos funcionarios del Ejecutivo que ayudan con la gimnasia parlamentaria. El principal delegado de La Cámpora en el Ejecutivo, que por su cargo es un interlocutor habitual con los gobernadores y otras fuerzas políticas, está afuera del país. Aunque su visión sobre el acuerdo no es la misma que tiene Máximo Kirchner, tampoco trabajará para sumar voluntades.

Si bien en un primer momento se presumía en que el ex jefe de bloque de diputados se abstendría en la votación por el acuerdo; las apuestas sobre un hipotético voto en contra vuelven a crecer.

Massa y algunos ministros cercanos al Presidente empujan la rehabilitación de una mesa política para dinamizar la coalición de gobierno y canalizar las diferencias. Más allá de los gestos de Fernández a La Cámpora, el jefe de Estado no termina de convocarla y desde la organización kirchnerista dudan ante los repetidos fracasos de instancias similares. 

La pregunta que se impone en el oficialismo es qué harán los diputados de extracción kirchnerista que no pertenecen a La Cámpora. Un ministro muy cercano al Presidente descontaba que el titular de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, y el sindicalista Sergio Palazzo votarán a favor del acuerdo. El primero será miembro informante del proyecto por el oficialismo.

El señalamiento del Presidente a Macri por su responsabilidad en el endeudamiento con el FMI por US$ 44 mil millones fue una estrategia calculada en el oficialismo, a pedido del kirchnerismo. Los ministros ya cuentan desde la semana pasada con una suerte de dossier con argumentos para diferenciar el acuerdo de Fernández con el organismo de crédito del que firmó la gestión de Cambiemos.

En el Ejecutivo no creen que la decisión de cargar tintas contra la principal fuerza opositora -al mismo tiempo que necesitan parte de sus votos para aprobar el acuerdo- sea temeraria. A pesar del recuerdo fresco del fallido Presupuesto 2022 consideran que un sector mayoritario de JxC no tiene opción. La misma explicación repetían ante la discusión por la quita de subsidios a los colectivos que circulan por la Ciudad y que en algunos despachos oficiales dan por hecha aunque en otros la relativizan.

En la Casa Rosada toman nota de las encuestas que arrojan que un sector mayoritario de la sociedad ve con buenos ojos un acuerdo con el FMI. Sostienen que una mayoría opositora ve la misma película.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS