20.1 C
Misiones
HomePolíticaEl Gobierno presionó para que los jugadores de la Selección cedan y...

El Gobierno presionó para que los jugadores de la Selección cedan y pasen por la Casa Rosada

20/12/2022 10:46

Clarín.com Política Actualizado al 20/12/2022 12:11

El Gobierno intensifica la presión sobre la AFA que maneja Claudio “Chiqui” Tapia para lograr que la Selección Argentina campeona del mundo en Qatar termine la caravana en el balcón de la Casa Rosada.

Luego de que los jugadores y el cuerpo técnico no respondieran la invitación que durante el lunes extendió el Gobierno para ser recibidos por el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada, y luego de que el plantel esquivara el saludo de los funcionarios del Ejecutivo que esperaban al pie del avión que trajo la Copa, el oficialismo inició un operativo para instalar que el equipo había confirmado su presencia en Balcarce 50.

Pasadas las 8, desde las distintas áreas de comunicación del Gobierno se empezó a circular la versión a medios y periodistas oficialistas de que los jugadores habían cedido a que la caravana culminara en Casa Rosada. Transmitían que allegados a la AFA lo habían confirmado. Sin embargo, cuando eran consultadas al respecto, todas las voces oficiales del Gobierno lo negaban.

A esto se sumó los movimientos en torno a la sede del Ejecutivo y la colocación de pantallas gigantes, banderas y carteles en agradecimiento a la Selección. También la polémica disposición de la portavoz, Gabriela Cerruti, de impedir el acceso a la Casa Rosada de la prensa acreditada, un hecho sin precedentes desde el regreso de la democracia. La explicación buscó atribuir esa inédita decisión a la presencia de los jugadores: “Estamos llevando adelante todas las medidas pedidas por el protocolo. La prioridad del Gobierno es el encuentro del equipo campeón mundial con la gente. Que sea una hermosa fiesta. Si quieren cubrir la fiesta, tienen en la plaza un lugar”. 

“Por ahora no vienen, pero estamos preparando todo por si llegan a querer pasarse”, admitía otra fuente involucrada en el operativo.

Alrededor de las 10, cuando el Obelisco y la Avenida 9 de Julio ya lucían repletas, el Gobierno buscaba captar la atención sobre la Plaza de Mayo, donde no había tanta expectativa producto de que la Selección dejó en claro su intención de que no se sacara ningún rédito político de los festejos por la obtención de la Copa del Mundo. 

Incluso cuando el Gobierno prometió que, en caso de que los jugadores aceptaran pasar por la Casa Rosada, ni el Presidente ni ningún otro funcionario se asomarían por el balcón.

Si la falta de una respuesta en la escala en Roma por parte del plantel había generado un cimbronazo en las altas esferas del Gobierno, la postal que dejó el arribo de la Selección desconcertó todavía más al oficialismo.

Con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, la directora de Migraciones, Florencia Carignano, el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, y el jefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, José Glinski, al pie del avión, Lionel Messi con la Copa en mano siguió de largo y evitó saludarlos.

Contó con la colaboración del presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, que con sutileza les bloqueó el paso a los funcionarios. Como contó Clarín, Tapia sufrió el embate de Alberto F. durante 2021, cuando el Presidente, todavía empoderado, intentó imponer a como candidato al frente de la Asociación del Fútbol Argentino a Marcelo Achile, presidente de Defensores de Belgrano.

Con todo, pasadas las 10.30, desde Presidencia, ante la consulta de Clarín, reconocían que la Selección no había confirmado que pasaría por la Casa Rosada. “Veo muy difícil que ocurra”, concedía un funcionario que trabajó intensamente en las últimas horas para lograr un acercamiento. 

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS