17.2 C
Misiones
HomeDeportesDaddy, el masajista de la Selección: "Perdimos diez años de Messi por...

Daddy, el masajista de la Selección: “Perdimos diez años de Messi por dedicarnos a la destrucción”

“Ver su cara después del título, me lo voy a llevar a la tumba”, reconoció en una entrevista radial Marcelo D’Andrea, un histórico de la Albiceleste.

La Selección Argentina de Lionel Messi y Lionel Scaloni ganó la Copa del Mundo tras 36 años luego de vencer a Francia en la final. Pasaron apenas cinco días, pero ya comenzaron a salir a la luz las historias de los protagonistas, algunos más conocidos y otros no tanto.

Marcelo D’Andrea, más conocido como Daddy, es el fisioterapeuta de la Selección y además, es íntimo amigo de Messi. Con el paso de los años forjó una relación casi familiar con el capitán de la Albiceleste, a quien conoce desde los 19 años y quiere como a “un hijo”.

Este hombre que trabaja junto al staff argentino desde hace dos décadas fue el primero en bancar a los jugadores argentinos en la época de vacas flacas, cuando el fantasma de las finales perdidas acechaba la confianza de los futbolistas y las críticas se acumulaban.

Marcelo D’Andrea, la sobre de Messi. Foto: Archivo Clarín. “Uno trata de aportar su granito de arena desde atrás”, confirmó Daddy en una entrevista con D Sports. El histórico masajista de la Scaloneta ya lleva seis Mundiales acompañando al equipo celeste y blanco. Y en la derrota siempre fue el escudero de Messi y compañía: “A mí me dolió mucho todo lo que se hablaba de él. Somos pocos los que vimos sus lágrimas”, confesó.

Además, se refirió a la actitud que tomó el rosarino cuando no lograba ganar nada con la celeste y blanca: “Siempre que lo criticaron, Messi me enseñó que había que callarse y seguir laburando. Que con el laburo se iba a lograr todo. Cuando nos criticaban él me decía ‘no hay que contestar’. Para mí no es un amigo, yo lo siento como un hijo”. Y agregó: “Yo sé lo que sufrió Leo, el largo camino. Messi era el que nos hablaba, era el que nos tranquilizaba”.

Sin embargo, desde julio de 2021 en adelante, todo cambió. La Selección Argentina salió campeón de América, ganó la Finalissima y levantó la Copa del Mundo. Todo eso en menos de dos años. Y Messi consiguió eso que tanto buscó, la gloria eterna con la celeste y blanca.

Lionel Messi, Daddy D’Andrea y Carlos Tévez en un entrenamiento de la Selección, junio de 2007. Foto: Reuters. Pero Daddy se lamenta que recién ahora el público argentino disfrute de Lionel, que ya se encuentra en los últimos años de su carrera. Y además, cree que ya es tarde porque “perdimos 10 años” del rosarino.

“Messi es un tipo que lamentablemente no conocimos. Se nos está yendo un líder groso. Y lo estamos conociendo ahora, eso es lo que me duele. Perdimos 10 años absolutos de Messi, que lo único a lo que nos dedicamos fue a la destrucción”, esgrimió.

Por otro lado, el masajista que tiene una relación muy especial con Lionel, confesó uno de los momentos de los festejos que quedará en su memoria para siempre: “Una de las cosas lindas que nos pasó es quedarnos solos en la habitación de él después de que terminó todo. Me le acerco a la habitación con lágrimas en los ojos, lo miré y él me dijo: ‘Ya estamos gordo, lo tenemos'”. 

“Ver esa cara después del título me lo voy a llevar a la tumba”, dijo Daddy después de ver a Lionel Messi siendo campeón del mundo con la Selección Argentina. 

Sobre los festejos, destacó: “Cuando me quedé solo en un rincón me largué a llorar. En la caravana también, porque con mi viejo siempre decíamos que íbamos a tener la Ricchieri llena festejando y se me vinieron mis viejos a la cabeza. No paraba de llorar. Pienso que fue histórico”.

Sobre el cuerpo técnico de la Selección Argentina, integrado por Lionel Scaloni, Pablo Aimar, Walter Samuel y Roberto Ayala, el masajista dijo: “La cabeza principal es Lionel Scaloni, él sabía todo lo que hacíamos. La confianza que había entre el entrenador con el capitán no la vas a ver en ningún otro lado”.

Por último, destacó sobre Lionel Messi y su forma de ser: “El es una persona que nunca llega tarde. Siempre es puntual, él es tan derecho con el laburo que no le podés fallar. Ya sea para entrenar, para cenar, o para hacerse un masaje”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS