14 C
Misiones
HomeSociedad“Iniciaremos el calendario escolar con el nuevo RAM, pero el CGE aún...

“Iniciaremos el calendario escolar con el nuevo RAM, pero el CGE aún no adhirió”

Misiones cerró las actividades del ciclo lectivo 2022 sin que el Consejo General de Educación (CGE) adhiera al nuevo Régimen Académico Marco (RAM) que, entre otras cosas, amplía de tres a cuatro previas para poder pasar de año. No obstante, según confirmó a PRIMERA EDICIÓN el presidente del CGE, Alberto Galarza, esta demora en la adhesión no se debe a que estén en desacuerdo por el RAM sino a que se está procesando los aportes de las escuelas técnicas, modalidad que tendrá reglas de promoción particulares respecto a la secundaria común.

“Antes del inicio del calendario escolar 2023 vamos a adherir al nuevo RAM aprobado por resolución del Ministerio de Educación provincial, mi compromiso era adherir antes de fin de año pero estamos un poco demorados”, indicó Galarza.

Según detalló, les falta terminar de procesar las conclusiones de las escuelas técnicas y luego acordar con el Ministerio de Educación si saldrá por resolución complementaria, “entiendo que así será según lo charlado con el subsecretario de Educación Técnica, Gilson Berger. La modificación será exclusivamente sobre lo técnico específico. Para las secundarias comunes, el RAM lo vamos a aprobar tal como establece la resolución del Ministerio, con la promoción con 60% de las materias aprobadas. Pero en el campo de las técnicas, donde tenés la formación general y la científico-tecnológica, la técnica específica y las prácticas profesionalizantes, veremos de qué manera se puede sostener no más de tres materias previas del área técnica, tal como era hasta ahora”, indicó.

Prácticas expulsivas Galarza admitió que no formó parte activa de la elaboración del nuevo RAM, en el que trabajó la Subsecretaría de Educación y el Ministerio, pero que coincide con la propuesta “porque la repitencia y el abandono son una problemática seria del sistema educativo argentino y de Misiones. Por eso, creo que tenemos que seguir imaginando alternativas”.

En este contexto, señaló que “hay prácticas de la escuela secundaria que realizábamos nosotros como docentes que son expulsivas y hasta hace muy poco eran normales. Antes podíamos expulsar a un alumno porque no cumplía la asistencia… si bien el sistema permitía una reincorporación, una vez que se reincorporaba no podía suceder ningún imprevisto que le impidiera asistir más de diez días porque ahí ya no lo reincorporaban más o quedaba a criterio de la institución”.

Para Galarza, la inasistencia no tiene que ser un factor de expulsión del estudiante “y las dos previas también era un mecanismo expulsivo”, opinó. A su entender, “hay que darle tiempo a la educación secundaria a que se consolide como una propuesta obligatoria. La educación primaria tiene más de un siglo y está culturalmente instalada, pero la secundaria pasó a ser obligatoria recién desde 2006”.

“Nunca se habló de sacar la asistencia” Para el presidente del CGE, se malinterpretó que el nuevo RAM quiera eliminar el cómputo de la asistencia de los alumnos. “Nunca se habló de sacar la asistencia, sino de modificar la forma de computarla. La verdad es que durante la pandemia tuvimos malos resultados de no presencialidad, si bien todavía no tenemos los resultados de secundaria, seguramente no serán muy distintos del nivel primario. Personalmente, creo que la presencialidad es un factor clave para la educación primaria y secundaria… quizás para la educación superior la virtualidad es un recurso más potente”.

Galarza diferenció la importancia de la presencialidad del extremo de dejar libre a los alumnos por inasistencias y obligarlo a recursar todas las materias, “lo que en realidad es lo mismo que hacerlo repetir de año y ahí comienza el círculo vicioso”.

Final de la libreta abierta Recordó que la libreta abierta seguirá hasta el cierre del calendario 2022, que cierra después de la mesa de examen de marzo. “Es decir que la libreta abierta termina y comienza el nuevo RAM, eso quiere decir que el alumno que tenga más del 40% de las materias sin aprobar repetirá de año”, confirmó Galarza.

El funcionario destacó además que los docentes y las instituciones educativas garanticen no sólo un período de evaluación sino también que incorporen métodos de acreditación de saberes que no sean sólo tribunales, “donde se prioriza la tradición memorística, el alumno repite lo que se acuerda”, sino que existan otros modos de evaluación y que los profesores se tomen el tiempo de evaluar el proceso de aprendizaje.

Un año complejo por la inflación, pero sin conflictos gremiales Para el presidente del CGE, 2022 fue un año con balance positivo para el ámbito educativo en materia de acuerdos, “fue uno de los más complejos por la inflación, pero lo transitamos sin conflictos gremiales y esto ayudó a la presencialidad plena porque los docentes pudieron desarrollar un proceso de recuperación de contenidos que se vieron afectados por la pandemia”.

Galarza destacó además el fortalecimiento de la capacitación docente y la amplia oferta presencial de formación y capacitación. Ponderó además el crecimiento de los indicadores de bienestar estudiantil, “esto nos permite seguir generando estrategias para que los estudiantes se empoderen de su proceso de aprendizaje y se sostengan dentro del sistema”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS