22.6 C
Misiones
HomePolíticaPago con bonos a la Ciudad: la solución de Alberto Fernández para...

Pago con bonos a la Ciudad: la solución de Alberto Fernández para dejar contentos a Cristina Kirchner y Axel Kicillof

El Presidente optó por una salida política para cumplir con el fallo de la Corte Suprema de Justicia. Los consejos de su entorno y el rol de Sergio Massa.

Antes de que Alberto Fernández publicara el hilo de tuits contando el plan que delineó para cumplir con el fallo de la Corte Suprema de Justicia, en el Gobierno habían adelantado la intención de encontrar una salida política al conflicto en el que el Presidente una vez más optó por volver sobre sus pasos para atenuar el impacto y evitar que siguiera escalando.

Cuentan en Casa Rosada que hubo voces clave para que el jefe de Estado, aunque digan lo contrario, recalculara la hoja de ruta. Por un lado, el consejo de sus tres principales colaboradores: la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, sus espadas judiciales más confiables, y el canciller Santiago Cafiero.

Las denuncias penales presentadas por la oposición contra el Presidente fueron determinantes. “Fue la manera más sencilla que encontró para cubrirse de las causas que se le venían encima”, resumió un colaborador albertista.

Desde lo político, el ministro de Economía, Sergio Massa, también planteó la idea de encontrar una “salida política” al conflicto con una estrategia a dos puntas: por un lado, el pago de la deuda a 90 días con bonos a 2031, como el Estado Nacional ya había hecho con Santa Fe luego de otro fallo de la Corte, y luego el envío de un proyecto de ley para que sea el Congreso el que defina de dónde saldrán los recursos del Presupuesto 2023 en caso de que el fallo de fondo también beneficie a la Ciudad.

Quienes escucharon al tigrense en las últimas horas lo desmarcan de la decisión tomada por el Presidente pero admiten que, ante la falta de fondos en el Presupuesto 2022, sí propuso ofrecer los bonos como respuesta a la cautelar y pedir que el pago hacia adelante surja de una propuesta del Parlamento en sesiones extraordinarias.

Aunque cerca suyo no lo explicitan, Massa tomó nota del impacto negativo que se advirtió en las últimas horas en los mercados, con la suba del dólar blue y las críticas que realizaron sectores empresariales, como Amcham, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina.

Con todo, una voz de peso del Gabinete planteó la línea discursiva que trazará el Gobierno ante lo que es un evidente viraje del mandatario: “Nunca dijimos que no se iba a acatar el fallo. Tenemos una Constitución… Sí se dijo que era de imposible cumplimiento en las condiciones actuales. Por eso vamos a transferir bonos, que es lo único disponible en el Presupuesto vigente”.

El razonamiento incluye críticas a una supuesta tergiversación mediática del anuncio hecho por Fernández, en el comunicado que emitió con la firma de 14 gobernadores. “Algunos salieron a instalar que no íbamos a cumplir, pero el comunicado aclara que era de imposible cumplimiento ‘en las condicionales actuales'”. En efecto, el texto así lo sostiene, pero tampoco incluyó ninguna referencia a que se buscaba un método de pago. 

Empujado por su entorno, el anuncio de Fernández no estuvo acompañado por un respaldo inmediato desde el Frente de Todos. Entre los gobernadores, ni siquiera el gobernador bonaerense Axel Kicillof, a quien la Casa Rosada decidió proteger y no modificar el “Fondo para el Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires” creado con el 1,18 por ciento de coparticipación que se le quitó a la Ciudad en el decreto 735 de septiembre de 2020.

Kicillof, junto al chaqueño Jorge “Coqui” Capitanich y el santiagueño Gerardo Zamora, había impulsado al Presidente a no acatar el fallo con el argumento de que avanzaba sobre el federalismo y era de imposible cumplimiento. Casi cuatro horas después de que Fernández anunciara este lunes que había decidido depositar en una cuenta a nombre del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires los bonos TX31, ninguno de los mandatarios provinciales se hizo eco de la noticia.

A horas de la reaparición pública de Cristina Kirchner, optaron por despegarse de la maniobra. Sólo el catamarqueño Raúl Jalil, uno de los más cercanos a Alberto, apenas optó por retuitear el mensaje del jefe de Estado como una señal de respaldo.

Con la movida, en el Gobierno apuntan a que ahora la iniciativa quedó del lado de la Ciudad, a pesar de que la Corte dictaminó que “las transferencias se realizarán en forma diaria y automática por el Banco de la Nación Argentina” y no a través de bonos. El interrogante pasa por saber si la administración porteña acepta el pago. En ese caso, se enfrentará ante el dilema de cumplir con la derogación al impuesto a las tarjetas de crédito.

Hay quienes anticipan que ante ese escenario el Frente de Todos buscará avanzar con una ley nacional que cree un impuesto similar para financiar la pérdida de esos fondos. Algo de eso anticipó este lunes el Presidente al señalar que pidió a Massa enviar un proyecto al Congreso que se debatirá en sesiones extraordinarias para que se prevean en el Presupuesto los recursos necesarios para hacer cumplir el fallo judicial. “Dicha norma deberá preservar el sistema federal vigente; no afectar los derechos reconocidos a las provincias argentinas y compensar las pérdidas que esta medida cautelar les produce”, indicó el mandatario en su hilo de tuits.

Además, Alberto Fernández ratificó la instrucción que dio al procurador Carlos Zaninni para que presente un recurso de revocatoria “in extremis” contra la decisión de la Corte y ordenó recusar a los cuatro integrantes del máximo tribunal que firmaron la resolución la semana pasada.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS