18.6 C
Misiones
HomeSociedadDejar de fumar: una promesa de fin de año que cuesta cumplir...

Dejar de fumar: una promesa de fin de año que cuesta cumplir sin ayuda profesional

Al finalizar el año, suelen pautarse metas a cumplir en la próxima etapa, entre ellas muchas personas apuntan a dejar de fumar como uno de los objetivos más difíciles de alcanzar.

Sucede que muy pocos fumadores consiguen dejar la dependencia al cigarrillo por su cuenta, ya que el reemplazo del nivel de nicotina es fundamental. Por este motivo, recomiendan al uso de los parches, que en Misiones se consiguen de manera gratuita en los consultorios de cesación tabáquica.

De acuerdo a estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel internacional muy pocos fumadores consiguen una abstinencia inmediata y a solas, incluso sólo un 3% de estos consigue dejar el cigarrillo en un año, con numerosas recaídas. Sucede que la nicotina, que se encuentra en el tabaco, es tan adictiva que superaría incluso al alcohol y la cocaína, con una alta dependencia no sólo física, sino a nivel emocional. Por ello, es importante un compromiso de la persona y un verdadero tratamiento.

Un abordaje integral

La directora del Centro Asistencial Manantial, Marisa Gauna, contó a PRIMERA EDICIÓN que para el tratamiento del tabaquismo “tenemos un consultorio de cesación tabáquica y trabajamos en conjunto con Salud Pública”. En cuanto a los pacientes, relató que “tenemos de dos tipos, aquellos que consultan puramente por cesación tabáquica, sólo fuman y no consumen otra sustancia. Después, la mayoría de los pacientes que consumen también tienen incorporado el consumo de tabaco”.

Para un abordaje de la dependencia del cigarrillo, aseguró que “lo tratamos de la misma manera que otra adicción, con un enfoque multidisciplinar”. Para ello, “contamos con psicólogos y si es necesario psiquiatra, clínicos y nutricionistas”.

En el tratamiento para abandonar la dependencia al tabaco, precisó que “utilizamos parches de nicotina que, de acuerdo a la adicción del paciente, será la característica de este parche”.

Marisa Gauna explicó que el tratamiento “es de manera ambulatorio, con el uso del parche durante ocho semanas. También, se trabaja con la parte psicológica, conductual, porque se sostiene la abstinencia a la nicotina, pero el éxito 100% depende del paciente y su entorno, como en cualquier adicción”.

Detalló que en el tabaquismo “cuesta dejar el primer cigarrillo, algunos se levantan y fuman, otros comienzan después del almuerzo, como sobremesa. Por eso, se trabaja con una parte psicológica y conductual para tratar ese ritmo del hábito”.

En el tratamiento para dejar de fumar “incorporamos un nutricionista, porque el que deja el tabaco muchas veces termina dependiendo de los hidratos de carbono o dulces”, afirmó la directora de Manantial. Sucede que en este proceso “esa sensación de saciedad se busca de otra forma y muchos no quieren dejar de fumar porque dicen que engordan. Entonces, se hace una consulta en paralelo con la nutricionista”, relató.

Se agrega al policonsumo

Marisa Gauna comentó que, en materia de las consultas, “nos avocamos más en policonsumo y tratamos el tabaquismo mayormente en pacientes que terminan en internación”. En los pacientes que consultan sólo por cesación tabáquica “es difícil sostener la abstinencia sin los parches de nicotina”.

Entre las personas que se acercan hasta Manantial, “son pacientes con policonsumo, donde se agrega el tabaco”, agregó. En la población joven, indicó que “vemos en adolescentes que tanto el tabaco como el alcohol es el inicio de otras drogas no legales”. Para este abordaje de adicciones, “hacemos un tratamiento en paralelo a la sustancia que lo trae con cesación tabáquica”, añadió.

La directora del Centro Asistencial señaló que en aquellos pacientes en internación por rehabilitación de adicción “usamos los parches, porque dentro de la abstinencia a otras sustancias se agrega la abstinencia a la nicotina”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS