24.2 C
Misiones
HomeDeportesDjokovic ya no trabajará con el fisio argentino al que le agradeció...

Djokovic ya no trabajará con el fisio argentino al que le agradeció por el título en el Australian Open 2021

Fueron cinco años de trabajo conjunto, en los que Ulises Badio se encargó no solo de prepararlo físicamente, sino de acompañarlo en sus extensas giras.

28/12/2022 21:03

Clarín.com Deportes Actualizado al 28/12/2022 21:04

Novak Djokovic desembarcó el martes en Adelaida, donde desde el domingo disputará un ATP 250 que le servirá de preparación para el Australian Open, el primer Grand Slam de la temporada, en el que buscará su 22° título en esa categoría. Desafío grande para el ex número uno, que arrancará la temporada con un cambio importante en su equipo. Es que según informó el medio serbio Sport Klub, Nole terminó la relación profesional con el fisioterapeuta argentino Ulises Badio, con quien trabaja día a día desde hace más de cinco años.

Aunque ni Djokovic ni Badio anunciaron la separación -que se produjo porque las dos partes no pudieron llegar a un acuerdo sobre cómo continuar la sociedad, de acuerdo a Sport Klub-, el serbio se mostró este miércoles, en su primera práctica en el Memorial Drive Club, en compañía del fisio italiano Claudio Zimaglia, quien lo ayudó a aclimatar el cuerpo antes de empezar a trabajar.

Nacido en Santa Fe y criado en Carlos Paz, Badio estudió kinesiología y fisioterapia en la Universidad de Córdoba y completó su formación en Nuevo México, Valencia y Roma. Es especialista en trastornos de hombro, codo y mano, tiene conocimientos de medicina y nutrición china y acupuntura.

Conoció a Djokovic cuando formaba parte del cuerpo médico del Masters 1000 de Roma y en 2017 se unió al equipo personal del serbio, quien en ese momento buscaba soluciones para sus problemas de codo. Y se terminó transformando en una pieza fundamental en la carrera de Nole, en el único a quien el actual número cinco del ranking le confiaba su bienestar físico.

“Es un trabajo de 24 horas. Tengo que seguirlo en cada momento, hasta cuando está sentado, para ver cuál es su postura, o para saber cuánta agua tomó o cuánto comió, o si habló mucho tiempo con una persona por teléfono, porque cualquier mínimo detalle puede llegar a alterarle en un partido”, contó el santafesino en una entrevista con el diario As, a fines del año pasado.

“Tengo que saber cómo va a dormir, todas las cosas que necesita, preparar sus bebidas con electrolitos, lo que debe tomar esa noche precedente, su alimentación… Debo tener todo este control. Esa es la parte externa. Cuando le trato físicamente, viene la parte en la que tengo que trabajar a nivel manual con una terapia para que esté en óptimas condiciones”, agregó.

Badio fue fundamental en la consagración de Djokovic en el Australian Open de 2021. En ese torneo, el serbio sufrió un pequeño desgarro abdominal en su encuentro de la tercera ronda ante el estadounidense Taylor Fritz. Pero pudo seguir jugando y terminó levantando el trofeo gracias, en gran parte, a las “manos milagrosas” del argentino, como él mismo reconoció.

En la ceremonia de premiación, en el Rod Laver Arena, Nole le dedicó unas palabras especiales a Uli, como lo llama.

“Un especial ‘gracias’ para vos. Tuviste una gran dedicación durante mucho tiempo. Gracias por haberme dado la posibilidad de jugar”, le dijo el serbio. Badio le respondió tocándose con la mano derecha la zona del corazón.

Djokovic, ahora, encarará otro capítulo junto a Zimaglia. El italiano es profesor de la Academia de Osteopatía de Turín y cuenta con una amplia experiencia en el tenis de élite. En el pasado trabajó con Milos Raonic, Jannik Sinner y, más recientemente, con el estadounidense Brandon Nakashima. Y también en el prestigioso Piatti Tennis Center de Riccardo Piatti, uno de los hombres que más ayudó al serbio durante su adolescencia, cuando tuvo que dejar atrás la Guerra de los Balcanes y seguir su crecimiento deportivo en tierras italianas.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS