20.2 C
Misiones
HomePolíticaCon duras críticas al Gobierno de Alberto Fernández, renunció Victoria Donda al...

Con duras críticas al Gobierno de Alberto Fernández, renunció Victoria Donda al INADI

Con un posteo en Twitter, Victoria Donda confirmó que renunció a su cargo como interventora del INADI, el instituto antidiscriminación. Así se trasformó en otra baja del Gabinete de Alberto Fernández, al que le dedicó duras críticas.

En sus redes sociales consignó su salida: “Hoy se cierra un ciclo con mi alejamiento del @inadi, convencida de que las responsabilidades institucionales son etapas de un camino más extenso. Seguiré militando en el @FrenteDeTodos por la sociedad libre, justa e igualitaria con la que soñamos y, sobre todo, merecemos”.

Pero en su texto de renuncia, Donda dejó filosos cuestionamientos a la gestión de Alberto Fernández -y palos a funcionarios de su confianza-, además de dejar en claro su alineamiento irrestricto con Cristina Kirchner.

“Hoy redacto estas líneas alejándome de mi rol institucional como titular del INADI, justamente convencida de que se dejó de escuchar allí donde más se debe hacerlo”, escribió Donda en su renuncia.

Siguió: “Se dejó de escuchar a las voces que desde hace tiempo largo venimos insistiendo en la necesidad de establecer instancias para llegar a una síntesis necesaria en medio de una gestión nacional que cada vez nos fue dejando con más sabor amargo y sin capacidad de respuesta a demandas crecientes y complejas para una sociedad que espera más de nosotros”.

“Lamento que mi alejamiento del Instituto suceda justo cuando deberíamos estar discutiendo la connivencia de un sector del Poder Judicial, con parte de la dirigencia empresarial y con funcionarios de Juntos por el Cambio. Sin lugar a dudas las rencillas dentro del Frente del que sigo formando parte no hacen más que debilitar nuestra posición respecto a la defensa del sistema democrático, elemento que hoy debe ser nuestra prioridad”, apuntó, en otro gesto de alineamiento al discurso de la vicepresidenta.

Y luego fue al hueso con funcionarios como el asesor presidencial Juan Manuel Olmos, del riñón de Fernández.

“Agravando fuertemente lo anterior, por el hecho de ser mujer y no encontrar en el gobierno nacional espacio legítimo para que nuestras voces sean debidamente escuchadas, hace pocos minutos me enteré a través de Juan Manuel Olmos, jefe de Asesores de la Presidencia, sobre la posibilidad de mi corrimiento del INADI, centralmente como consecuencia –según me informaron– de mi posicionamiento político respecto a la etapa actual, elemento que hice visible en reiteradas ocasiones en mi discurso público”, reveló.

Y remató ese duro pasaje: “Acaso me llevó siempre a decir lo que pienso el hecho de creer que jamás una gestión de gobierno puede divorciarse de lo que siente la sociedad que supuestamente representa”.

En redes sociales, la ahora exfuncionaria ató su decisión al juicio por delitos de lesa humanidad en la dictadura ​que enfrenta su apropiador, que está desarrollando en la actualidad. Donda es hija de desaparecidos y nieta recuperada por Abuelas. “Desde hace un mes estoy transitando el juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos por el secuestrador y torturador de mis padres, responsable de su desaparición y de que yo haya nacido en la ESMA. Es un proceso que me recuerda quién soy, mi identidad personal y política”, escribió en su cuenta de Twitter.

Según trascendió, a Donda se le vencía el mandato como interventora del organismo antidiscriminación el 31 de diciembre y que la falta de precisiones sobre su continuidad habrían empujado a la funcionaria a dar el paso al costado, antes de ser directamente desplazada.

“Nuestra gestión nacional poco a poco pero crecientemente nos fue desilusionando al alejarse de la que creí era su esencia más íntima -mejorar las condiciones materiales y simbólicas de los millones que nos votaron llenos de esperanzas en 2019-, precipitaron mi decisión indeclinable”, remató Donda su parrafada de críticas a la gestión que integró hasta este jueves y antes de dedicar una carilla a ensalzar lo que consideró sus propios logros desde el INADI.

En su mismo texto de renuncia, Donda reafirmó el elogio a Cristina Kirchner y, en un repaso sobre su sinuoso recorrido de amores y traiciones en la política, aceptó errores pasados para explicar por qué volvió al kirchnerismo.

“Formar parte del Frente de Todos me permitió reencontrar a compañeros y compañeras de militancia que había conocido varios años atrás, durante los primeros 2000. En 2008 tomé la equivocada decisión de alejarme de nuestro espacio, influida por el hecho de no saber interpretar lo que el pueblo realmente sentía. En mi reencuentro con el Frente de Todos, descubrí en mis charlas con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a la dirigenta que es. Principalmente una persona de carne y hueso, totalmente decidida a desarrollar su praxis política sin cuotas de rencor y depositaria de un atributo sustancial: escuchar”, escribió, en contraste a lo que ahora le achaca a la gestión del Presidente que la hizo funcionaria.

Donda, respaldada por Alberto Fernández en una gestión que brilló por sus polémicas y absurdos La gestión de Donda tuvo el respaldo de Alberto Fernández incluso en sus momentos más polémicos. La ya extitular del INADI fue denunciada por una empleada que trabajaba en su casa por contratarla en condiciones irregulares y ofrecerle prebendas del organismo como compensación,

Alberto Fernández, en un abrazo con Victoria Donda, que le renunció con críticas a él. Foto Twitter Ese escándalo no forzó la salida de la ex militante de Libres del Sur que, como tantos en el Frente de Todos, había pasado de ser una furiosa opositora de Cristina Kirchner -y ferozmente criticada por La Cámpora cuando se alejó del kirchnerismo- a volver a aliarse con ella tras la presidencia de Mauricio Macri. en paralelo al camino decidido por el actual ministro de Economía, Sergio Massa.

Donda no evitó declaraciones polémicas durante los tres años que estuvo frente al INADI. Dirigentes opositoras le reprocharon su doble vara al abordar frases discriminatorias o machistas que las afectaban, como lo hiciera María Eugenia Vidal cuando el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, le endilgara “retraso mental”.

El último gran cuestionamiento a Donda al frente del INADI fue el particular manual para abordar el Mundial de Qatar, con recomendaciones -algunas insólitas- como qué era sugerido o no decir. El libelo tenía destino del periodismo, una costumbre aleccionador del kirchnerismo.

La de este jueves no fue la primera vez que Donda le renunció a Alberto Fernández. La dirigente ya había presentado su dimisión cuando el kirchnerismo duro -comandado por el ministro del Interior y dirigente camporista Eduardo “Wado” De Pedro- quiso vaciarle el Gabinete al Presidente, tras la derrota en las PASO de 2021 que luego tendría su continuidad en las legislativas.

Entonces, en medio de un grupo de camporistas y kirchneristas duros, el nombre de Donda no parecía cuajar en la movida pergeñada por Cristina Kirchner y la funcionaria siguió en funciones, porque el Presidente no le aceptó la renuncia. Entonces ella elaboró su explicación en que no estaba “atornillada al INADI”. Ahora, con su nueva intentona de salida, Donda no dejó lugar a dudas en las razones políticas de su puertazo.

DS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS