18.9 C
Misiones
HomeDeportesLa fuerte decisión que la Federación de Irán tomó con una ajedrecista...

La fuerte decisión que la Federación de Irán tomó con una ajedrecista que compitió sin velo en el Mundial

Se trata de Sara Khademalsharieh, gran maestra de 25 años, desafió a la ley islámica y provocó una rápida respuesta de parte del presidente de la Federación.

El Mundial femenino de ajedrez que se disputa en Kazajistán se convirtió en escenario de una nueva manifestación de protesta contra las estrictas normas religiosas de Irán. Sara Khademalsharieh, gran maestra de 25 años, desafió al régimen de los ayatolás al competir en el certamen sin el hiyab. Y despertó el enojo de la federación iraní, que rápidamente salió a aclarar que la jugadora “compitió de forma independiente y no representaba al país”.

Khademalsharieh -que este miércoles entabló en la 11ª ronda del torneo de partidas rápidas y blitz con la india Padmini Rout, para ubicarse 34ª entre 98 competidoras-, se sentó delante del tablero con la cabeza descubierta, sin el velo obligatorio que deben llevar las mujeres iraníes según la ley islámica.

Hasan Tamini, presidente de la Federación de Ajedrez de Irán, aseguró que lo sorprendió que la jugadora se quitara el velo, porque “había participado en torneos anteriores cumpliendo las leyes”. Y agregó: “Ella no participó en esta competencia a través de la federación, sino que lo hizo por su cuenta, de forma independiente”.

El gesto de Khademalsharieh -que es considerado un delito en su país- fue la última muestra de apoyo a las protestas que sacuden a Irán, tras el asesinato de Mahsa Amini, de 22 años, el 14 de septiembre mientras estaba bajo custodia policial moral, tras ser arrestada por llevar mal puesto el velo.

Khademalsharieh durante una de las partidas del Mundial que se jugó en Kazajstán. Foto REUTERS/Pavel Mikheyev En los últimos tres meses y medio, las manifestaciones en contra el régimen iraní -que ya provocaron cerca de 600 muertos y casi 1.200 heridos- fueron apoyadas públicamente por varios atletas de ese país.

En octubre pasado, la escaladora Elnaz Rekabi, de 33 años, compitió también sin velo en el Campeonato Asiático de su deporte que se disputó en Seúl. A su regreso a Irán pidió disculpas y aseguró que su gesto fue involuntario, de acuerdo a los medios estatales.

Sin embargo, según la BBC y el sitio de noticias Iran Wire, la atleta fue detenida y llevada a una prisión en Evin, Teherán. Y poco después, se informó que el gobierno había derrumbado la casa de su familia, una acción que los activistas de derechos humanos calificaron de “represalia”, pero que de acuerdo a la versión oficial, había ocurrido antes del torneo coreano por motivos que nada tenían que ver con el gesto de Rekabi.

Hace unas semanas, el ex futbolista iraní Amir Nasr-Azadani fue condenado a muerte por apoyar las protestas en favor de los derechos de las mujeres en su país, según reportó la Federación Internacional de Asociaciones de Futbolistas Profesionales. El ex jugador, de 26 años, fue acusado de un delito llamado “moharebeh” (que significa “enemistad con Dios”) y será ejecutado con un ahorcamiento público.

La respuesta de Ebrahim Raisi, presidente de Irán, a las protestas fue enfática: “No mostraremos piedad con los enemigos”. El mandatario, además, no dudó en tachar a los manifestantes como “molestos, hipócritas, monárquicos y contrarrevolucionarios”.

De acuerdo a medios españoles, Khademalsharieh se exiliará en España junto a su esposo y su hijo. Foto Lennart Ootes/FIDE/via REUTERS En el mundo del ajedrez ya se habían registrado -incluso antes de la muerte de Amini- varios casos de jugadoras que compitieron sin velo. En 2017, Dorsa Derakhshani, Gran Maestra Femenina y Maestra Internacional a los 18 años, se negó a usar el pañuelo en la cabeza durante un Festival de Ajedrez que se realizó en Gibraltar. Y fue excluida del seleccionado iraní por “dañar los intereses nacionales”. La nacida en Teherán hace 24 años, que residía en ese momento en España, se mudó luego a Estados Unidos, país que representa actualmente. 

Mitra Hejazipour, también Maestra Internacional, se quitó el hiyab durante el Mundial de Rápidas y Blitz de Moscú 2019. Fue expulsada de la federación de su país y se le prohibió representar a Irán durante 18 años. Hoy, con 29 años, compite para Francia.

Pese a esos antecedentes y a lo que vivieron otros atletas de su país en los últimos meses, Khademalsharieh se animó a sumarse a los reclamos y se quitó el velo para competir. Aunque, consciente del peligro de volver a Irán tras ese gesto de “rebeldía”, la ajedrecista se exiliará en España, donde su familia tiene una casa, junto a su esposo, el director iraní Ardeshir Ahmadi, y su hijo, según informaron varios medios españoles.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS