18.6 C
Misiones
HomeEspectáculosJulieta Zapiola, la amiga de Lali Espósito en El fin del amor,...

Julieta Zapiola, la amiga de Lali Espósito en El fin del amor, cuenta su historia y reivindica la serie

El fin del amor fue una de las series argentinas más elogiadas y comentadas del último tramo del año, no sólo por la presencia estelar de Lali Espósito, sino porque planteó dilemas realistas de mujeres de 30 y porque tuvo un reparto secundario sólido.

Dentro de ese elenco que le sirvió de apoyo a la estrella pop se destacó Julieta Zapiola, la actriz que encarnó a Laura -una de las mejores amigas de Tamara, la protagonista- y que hace rato que venía esperando por un rol y una historia como la ficción de Amazon Prime Video.

“Abrió puertas a algunas cosas que quizá ya se venían hablando, pero no habían sido representadas en una ficción y menos con este nivel de exposición”, dice.

En la ficción, Julieta Zapiola es Laura. “Abrió puertas a algunas cosas que quizá ya se venían hablando”, dice de la serie. Foto: Federico Imas “La serie muestra lugares como el Mocha Celis, tiene como centro de encuentro un boliche queer, y tiene a sus protagonistas mujeres con sus distintas sexualidades en una constante búsqueda caótica, contradictoria y para nada heroica. Eso las vuelve realistas y no romantizadas, que generalmente no suele ser el lugar que tiene la mujer en las ficciones”, reflexiona Julieta.

Zapiola se luce en su aparición más mainstream de su corta carrera como intérprete. Y es probable que parte de ese logro tenga que ver con la identificación con su personaje y con El fin del amor en general.

“Con Laura me identifico en su orientación sexual. Lo que me interesó de ella fue el estado particular en su forma de vincularse. La serie trata de eso, de las distintas formas inherentes de vincularse que tienen los personajes y de los choques que se dan mientras buscan a través de su propio deseo”, le dice Julieta a Clarín.

Junto a Vera Spinetta y Lali Espósito, sus amigas de ficción en “El fin del amor”. Foto Amazon Prime Video Como la novela de Tamara Tenenbaum en la que está basada, la serie de diez episodios busca romper con muchos mandatos vinculados al amor y a la familia.

“Me parece que era un momento necesario de que estos temas se bajen a papel, ya que la imagen idealizada del amor romántico con el que habíamos crecido las personas de treinta años, hace rato venía disrumpiéndose. Y había nuevas formas de relacionarse y de amar sin ser verbalizadas ni contextualizadas en nuestros vínculos y en lo que estabamos viviendo”, opina Julieta.

La actriz y directora que quiso jugar en Boca Julieta tiene 30 años y creció en una familia donde siempre se fomentó la creatividad y la actuación lúdica. Hoy, su hermana es directora de cine, su hermano es músico de cine y su prima directora de fotografía. Ella, además de actuar, dirige y produce castings.

“Si no estoy actuando ése es mi trabajo. Tiene mucho de aprendizaje dirigir. Generalmente es un momento incómodo y que da miedo por el que tenemos que pasar todos los actores. Gracias a él pude ver a actores que admiro trabajando escenas”, confiesa.

Julieta tiene 30 años y creció en una familia donde siempre se fomentó la creatividad y la actuación lúdica. Foto Federico Imas A pesar de este presente relacionado a las artes dramáticas, Julieta tenía un sueño distinto cuando era chica: jugar al fútbol en Boca, el club de sus amores.

“Toda mi infancia quise jugar en Boca. Era fanática del fútbol, me la pasaba jugando con mis compañeros, no me interesaban otro juegos e iba a la Bombonera todos los domingos. En esa época no era muy normal que las chicas vayan a los clubes de fútbol a entrenar. Entonces mi papá me ofreció llevarme a clases de actuación. Pero no quise hasta los veinte años”, cuenta.

Eso sucedió hace diez años. En ese entonces, Zapiola decidió dejar la carrera de Psicología y empezar a estudiar con la maestra de actores Nora Moseinco, semillero de figuras del cine y la televisión local como Martín Piroyansky, Inés Efron y Julieta Zylberberg.

“La niña elefante”, la elogiada serie web que creó Julieta con sus amigos de teatro. “Cuando empecé teatro me di cuenta de que nadie me iba a llamar a actuar si yo no me autogestionaba mis cosas y me hacia un contenido para mostrar. Lo de Nora tiene eso, al improvisar vas encontrando personajes que te divierten actuar. Con mis compañeros del primer año, que hoy son mis mejores amigos, nos pusimos a escribir una serie web La niña elefante, y la presentamos a la Bienal de Arte Joven en el 2015 para financiarla. La serie quedó seleccionada y hoy se puede ver en YouTube”, recuerda.

Su primer corto y la necesidad de más miradas LGBTQ+ Tras ese mojón, Julieta actuó en varios cortometrajes y sketchs de Martín Piroyansky, su compañero de escuela de teatro. Pero ya se había despertado un interés paralelo por pensar guiones y dirigirlos.

Y hace un par de años escribió Schwaneck, su primer corto que se proyectó en el BAFICI 2019, sobre una hija que investiga cómo se conocieron sus padres y se entera que sucedió en una empresa de recuperación capilar.

Hace un par de años escribió “Schwaneck”, su primer corto que se proyectó en el BAFICI 2019. Foto Federico Imas En 2021 se la pudo ver a Julieta en Implosión, la película de Javier Van der Couter que aborda la masacre de Carmen de Patagones de 2004, y que todavía puede verse en Flow. Cuando Erica Halvorsen, guionista y showrunner de El fin del amor, vio su trabajo en Implosión, la convocó para hacer el casting para la serie. 

“Creo que siempre hay que intentar que el personaje no se repita, sino ver la forma de apropiártelo y qué particularidad tuya o al personaje le podés dar, más allá de lo que este escrito en las escenas”, aconseja con la experiencia de hacer castings.

“Pienso que hay que romper un poco el formato de lo que está escrito para lograr apropiárselo, para darle soltura y originalidad. Siempre es prueba y error, pero para mí, el buen alumno, sobre todo en las instancias de casting, tanto no sirve”, agrega.

“Me parece muy importante que personas LGBT contemos nuestras propias historias con nuestras propias miradas”, dice Julieta. En ese ir y venir entre actuar, dirigir, escribir guiones y hacer castings, Zapiola dice que lo que más le gustaría es volver a dirigir. “Pienso que no hay nada más satisfactorio y a la vez más difícil que filmar un proyecto propio”, justifica.

“También me parece muy importante que personas LGBT contemos nuestras propias historias con nuestras propias miradas para darle verdad y no caer en estereotipos representando nuestras comunidades”, agrega Julieta, cuyo último trabajo actoral fue en la serie Los Mufas, que se va a estrenar en el 2023 en Star+.

POS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS