15.7 C
Misiones
HomeEspectáculosLos 75 años de una mujer única: ¡Feliz vida, Rita Lee!

Los 75 años de una mujer única: ¡Feliz vida, Rita Lee!

La gran Rita / Arte: Jazmín Guzmán y Victoria Benzaquen. El 31 de diciembre de 1947, cuando Rita Lee Jones llegó a este mundo, su padre tenía pensado para ella el nombre de Bárbara. Pero cuando supo que este coincidía con el de una santa virgen y mártir, lo cambió por Rita; que resultó también ser el de otra santa, pero en este caso, ni virgen ni mártir: Santa Rita, patrona de las causas imposibles.

Y en efecto, nunca nada pareció imposible para esta artista, que revolucionó mucho más que la música brasileña. Si la libertad llevara un nombre propio, ese nombre sería Rita Lee.

“Me gusta nadar contra la corriente, me gusta el desacato a las autoridades”, se la escucha decir en el documental sobre su vida, titulado “Ovelha Negra” (2007).

Los primeros acordes de Rita / IG ritalee oficial. “Rita Lee ofreció a generaciones de chicas en Brasil la educación sexual más privilegiada a través de sus canciones, las que podrían considerarse sexo- pedagógicas. Oyeron hablar de sexo a través de canciones bellas, de una manera alegre, de una manera jocosa a veces, de una manera honesta, de una manera en la que Eros estaba más presente que Tanatos”, señala Tom Zé.

“Tenían muchas agallas para hacer lo que hacían durante un régimen militar”, reflexionaba en una entrevista en MTV durante su visita a Brasil, en 1993, Kurt Cobain, cuando le preguntaron sobre Os Mutantes, la banda que Rita Lee fundó en los años 60,

junto a los hermanos Arnaldo y Sergio Dias Baptista, que encarnó el sonido rupturista y de vanguardia que caracterizó al movimiento musical del tropicalismo, interpretando rock psicodélico y llevándolo más allá con arreglos basados en sonidos propios a partir de instrumentos creados por ellos mismos.

“Rita fue mi mutante favorito desde el primer momento”, dice Caetano Veloso.

Con un libro imperdible, el de sus memorias / IG ritalee oficial. “El mundo del rock es muy machista. Aun dentro de la banda había muchos celos. No podían tolerar que una mujer fuera la estrella. Yo tenía como modelo a Janis Joplin, pero no era fácil ser como Janis Joplin dentro del rock brasileño. Ante esa situación, si me mostraba tímida, no hubiese durado mucho. Mi comportamiento en el escenario fue la única manera de vencer las barreras”, dice Rita Lee en una entrevista con Fernando D’ addario en Pagina 12, tres décadas después de haber dejado la banda.

Además de su cumpleaños número 75, hay mucho para festejar de esta artista infinita, que llenó el mundo de música, de ideas, de transgresión, de libertad; que grabó más de veinte discos, que sobrevivió al accidente de caer del balcón de su casa, una caída de quince metros de altura, y su mandíbula debió ser reconstruida con una prótesis de titanio a la que ella apodó, con el humor que la caracteriza, “Piña María Colada”; y recientemente, a un tumor en el pulmón, al que apodó “Jair”.

“Cuando muera, puedo imaginar las palabras de cariño de quienes me detestaban”, escribió en su libro “Uma autobiografía” (2016). Pero, como señala Tom Ze, “no hay nadie en el mundo de la música que hable mal de Rita Lee. Y,

además, está el detalle de que es una de las raras personas honestas en todo el mundo, no sólo dentro del negocio de la música. Rita Lee es honesta, algo fuera moda”;

Muchos motivos para festejar a Rita Lee en su día, y siempre.

Odisea en el espacio de los años 60

Sobre el escenario, siempre con una sonrisa / IG ritalee oficial. A los 15 años, Rita empezó tocando la batería en una banda instrumental y vocal compuesta por cuatro chicas, que se llamaba The Teenage Singers, con un repertorio de doo wop y rhythm and blues, hasta que aparecieron los Beatles. Entonces, cambiaron el repertorio y Rita se pasó al bajo, como su admirado Paul McCartney.

En esa época se cruzaron con los cuatro muchachos de la agrupación The Wooden Faces. De los 8 integrantes finalmente, quedarían tres: Arnaldo y Sergio Dias Baptista, y Rita Lee. Juntos fundan Os Mutantes.

Corría el año 1966. El músico Tom Zé describe en una entrevista para el documental “Ovelha Negra” (2007) que colaborar con Rita Lee durante la época del tropicalismo fue algo sorprendente. Y recordó la anécdota de la canción “2001” del segundo disco de Os Mutantes, a la que Tom no le encontraba la música. La que le había hecho no lo convencía y la que intentó hacer junto a Caetano Veloso Durante toda una noche, tampoco funcionó.

Un día, tiempo después, le dan a escuchar una grabación con la canción terminada. Rita le había puesto música. “Rita, muy bien, hizo el mismo camino de Kubrick cuando hizo aquel filme ‘2001’, a la hora de ponerle música a la escena de la estación orbital, él pone prácticamente una música campesina europea, tocada por una orquesta muy seria. Él pensaba que eso terminaba siendo un modernismo (…)

Entonces Rita tuvo la misma idea. Agarró aquella letra, que hablaba de la carrera espacial, y le puso una música campesina.

Pero, qué lo parió, ella hizo lo que sólo Dios es capaz. Madre mía, que canción quedó ‘2001’, de Os Mutantes.

.

Aquí voy yo Cuando Os Mutantes decidió un cambió de rumbo hacia la música progresiva al estilo Yes y Emerson Lake and Palmer, a Rita la echaron de la banda por no ser una virtuosa instrumentista. Se fue llevándose su abordaje intuitivo y lúdico de composición, la manera de hacer música brasileña con ese vale todo que había descubierto con Caetano Veloso y Gilberto Gil, su genio musical y los dos discos solistas que había lanzado en paralelo durante ese período: “Build Up” (1970) y “Hoje É O Primeiro Dia Do Resto Da Sua Vida” (1972).

Oveja Negra Recuerda Rita Lee que su padre siempre creyó que un día dejaría la música para ser odontóloga al igual que él; pero que, al escuchar la canción “Ovelha negra” (1975), se dio cuenta de que eso no sucedería jamás:

“Llevaba una vida tranquila / Me gustaba la sombra y el agua dulce / Dios mío, ¿cuánto tiempo pasé? Sin saber / Fue cuando mi padre me dijo: / ‘Hija, eres la oveja negra de la familia’ / Ahora es hora de hacerse cargo y desaparecer / Bebé, bebé / No sirve llamar / Cuando alguien está perdido / Buscando encontrarse a sí mismo / Bebé, bebé / No vale la pena esperar, oh no / Quítatelo de la cabeza / Y pon el resto de nuevo en su lugar”

.

Rita fue una oveja negra debajo y arriba del escenario con canciones llenas de ironía, doble sentido, e irreverencia a granel. Su sentido del humor y postura creativa le valieron hasta un juicio de sus propios colegas cuando satirizó la música popular brasileña (¡y a sí misma!) a través de su canción “Arrumbou a festa” (“Se armó la fiesta”).

Basta repasar algunas de sus letras como “Amor e sexo” o “Obrigado Não” (“Gracias, no”) para entender su particular enfoque de las cosas.

“Cuanto más prohibido / La contravención tiene más sentido / Legaliza lo que no es delito / Recrimina la falta de educación (…) Di no a las drogas / Pero sé cortés, di: ¡no, gracias! / ¿Por qué whisky sí? ¿Por qué cannabis no? / Cuidado con la policía, cuidado con el ladrón”.

Lança Perfume En la segunda mitad de los setenta, Rita Lee editó cuatro discos junto a la agrupación Tutti Frutti, y cuando comenzaron los años 80, perfumó el aire de libertad sexual:

“Larga, nena/ Larga todo ese perfume/ Desvariá / No vale quedar inmune / A tu amor / Que tiene olor / a cosa loca / Veni acá, mi bien / Se me antoja un mimo / Soy como un nene / Que se calma con besitos / Fíjate si me das el placer/ De obtener placer conmigo / ¡Calentame! / Me pone de los pies a la cabeza / Me tiene comiendo de su mano / Me pone en cuatro en el acto * / Me colma de amor, de amor Oh!…

* La expresión en portugués “me deixa de quatro no ato” tiene un doble sentido. Puede hacer referencia al acto sexual y también significa “me paraliza al instante”.

Yo soy del tiempo A partir de la década del 80, la artista comenzó con una serie de discos en dúo con su marido, el músico Roberto De Carvalho, y tuvo un regreso a su primer amor, Los Beatles. Esta vez, a diferencia de los tiempos de su banda Teenage Singers, abordó el repertorio Beatle en clave bossanova y nos regaló la maravilla de “Aqui, Ali, Em Qualquer Lugar” (2001). Grabó en total veintidós álbumes; el último de ellos, “Reza”, de 2012.

Si hubo algo que marcó la carrera de Rita y la escucha de sus fans fue la felicidad en todas sus formas de rebeldía. Ella misma lo explica en su canción “Eu sou do tempo” (“Yo soy del tiempo”):

“Yo soy del tiempo de la onza / Cuando los animales hablaban/por Radio Nacional / En la marcha del carnaval / En concursos de miss / Oh, yo era feliz, era feliz… Del tiempo de Guanabara / De la Bossa de Nara/de los tropicalistas / De los hippies comunistas / De la voz de Eli / Oh, yo era feliz, era feliz…  Yo soy de aquel tiempo / que el rock era un pecado / Del Let me sing de Raúl / Del hongo del cebú / Y de Leila Diniz / Oh, yo era feliz Soy de los nuevos tiempos / Del fin del vinilo / Del boom de Madonna / De la zona de Brasil / Del caos del país/ Oh, yo era feliz, era feliz… Yo soy del tiempo / Del momento exacto / que el mundo explotó/qué bueno que existió / El Brasil de la utopía / Oh, yo era feliz, era feliz…Yo era feliz…y sabía”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS