18.6 C
Misiones
HomeEconomíaEl Gobierno avanza en la normativa para la implementación de 5G en...

El Gobierno avanza en la normativa para la implementación de 5G en el país

Nuevos avances de cara a la normativa necesaria para la implementación 5G en la Argentina. El Gobierno, a través del Ente nacional de Comunicaciones, resolvió nuevos avances de cara a la normativa necesaria para la implementación de la tecnología de comunicaciones 5G en la Argentina, con la aprobación del Reglamento General del servicio, la asignación de las bandas de espectro que se licitarán en el primer semestre del año próximo, y los plazos que tienen las empresas que deben migrar a otras frecuencias.

El directorio del Enacom aprobó esta semana el reglamento General del Servicio de telecomunicaciones Fiables e Inteligentes (STeFi), que establece las normas generales para los nuevos servicios que llegarán con la tecnología 5G y los próximos desarrollos, y que se caracterizan por una baja latencia, es decir una conexión que permitirá la realización de servicios en tiempo real.

El reglamento aprobado (STeFI) no reemplaza al reglamento de Servicios de Comunicaciones Móviles Avanzadas, que tiene vigencia para la prestación de servicios con tecnología 2G, 3G y 4G.

Desde el Enacom precisaron que el nuevo reglamento que establece condiciones técnicas para categorizar a las comunicaciones como fiables e inteligentes “son el piso para la tecnología 5G y futuras evoluciones”.

Nuevos avances de cara a la normativa necesaria para la implementación 5G en la Argentina. Precisaron que 5G es “un servicio fijo y móvil, dadas las características y casos de uso posibles para esta tecnología, a diferencia de sus predecesoras cuya utilización se traduce en servicios móviles”.

El gran diferencial de 5G se centra en la “baja latencia”, que en el Reglamento aprobado por Enacom establece que el servicio fiable e inteligente debe tener una “latencia menor a 15 milisegundos en la red de acceso”.

Este nivel de comunicación más cercana al tiempo real permitirá la expansión de soluciones como la cirugía remota. Este nivel de comunicación más cercana al tiempo real permitirá la expansión de soluciones como la cirugía remota, ya que un cirujano podrá manejar a distancia un robot que en tiempo real lleve adelante una operación; o los vehículos autoconducidos, que requieren “dialogar” con otros autos, con los sensores de la ruta y las señales de tránsito.

En este último caso el milisegundo de latencia puede significar la diferencia entre un viaje seguro y un accidente.

La baja latencia permite una respuesta prácticamente instantánea a cualquier dispositivo conectado a la red, pero además la tecnología 5G tiene la capacidad de conectar un mínimo de un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado y de hecho se espera que potencie la comunicación entre máquinas llamada Internet de las cosas (IoT por su sigla en inglés).

Nuevos avances de cara a la normativa necesaria para la implementación 5G en la Argentina. Aunque aún cuesta verlo como habitual, además de los smartpphones hay una variedad de equipos de uso cotidiano que están conectados a internet.

Relojes y pulseras médicas son los más reconocidos, pero también se suman las alarmas perimetrales, cámaras de vigilancia y el GPS instalado en el auto; así como una variedad de sensores que generan alertas ya sea sobre la humedad de los suelos, la vibración de un puente, y todo el abanico de usos de robots como las máquinas excavadoras de las industrias de petróleo y gas y minería; y los equipos para desactivar explosivos.

Todas estas posibilidades, junto a la automatización de las plantas industriales requiere de comunicaciones más fiables que las actuales.

La tecnología debe “soportar usuarios desplazándose con velocidades de hasta 500 kilómetros por hora” y tener capacidad de “interoperabilidad con otras redes fijas y móviles”. El Reglamento aprobado por Enacom, además de la latencia menor a 15 milisegundos, establece como requisitos “velocidades pico teóricas y reproducibles en laboratorio para canales de ancho de banda 100 MHz TDD con tecnología de antena Massive MIMO: Para el enlace descendente de 2 Gbps y de 150 Mbps para el enlace ascendente”.

La tecnología también debe “soportar usuarios desplazándose con velocidades de hasta 500 kilómetros por hora” y tener capacidad de “interoperabilidad con otras redes fijas y móviles”.

El titular del Consejo Profesional de Ingeniería de Telecomunicaciones (Copitec), Miguel Pesado, remarcó la importancia del reglamento que “toma parámetros de la norma internacional del grupo 3GPP de la Unión Internacional de Telecomunicaciones”.

El Enacom dispuso los plazos para que las empresas que están operando en la banda de 3.5 Ghtz migren a otras frecuencias, en la Resolución 2386. “Está todo en compatibilidad con la norma internacional”, indicó Pesado en diálogo con Télam, para agregar que “hay que mirar las cuestiones de compatibilidad con otros servicios que ya existen y con otros usos que se le han dado a la banda de 3.5 gigahertz”.

En ese sentido, el Enacom dispuso los plazos para que las empresas que están operando en la banda de 3.5 Ghtz migren a otras frecuencias, en la Resolución 2386.

Desde el sector privado, las empresas que prestan los servicios de comunicaciones móviles esperan que los pliegos de la licitación prioricen la inversión por sobre el pago por la licencia del uso del espectro, dado que se estima que 5G requiere entre 5 y 10 más antenas para cubrir eficientemente las mismas zona que hoy tiene servicio 4G.

También las empresas que no dan servicios de comunicaciones móviles, pero son prestadores TICS y tienen infraestructura de fibra óptica tendida, la mayoría de ellas pymes nacionales, esperan poder sentarse en la mesa de 5G con las operadoras y los reguladores, ya que la infraestructura terrestre es parte fundamental para la expansión de la nueva tecnología.

La inversión en infraestructura 5G es del 4% de los ingresos de los operadores de América Latina La inversión en infraestructura para desplegar tecnología 5G en América Latina alcanza al 4% de los ingresos de los operadores, según datos de una consultora internacional que ubicó en US$ 2.066 millones los aportes realizados este año por las empresas en la región.

Ante una consulta de Télam, los analistas de IDC indicaron que “la inversión en infraestructura de 5G en América Latina en 2022 será de 2.066 millones de dólares”, lo que representa el 5% de la inversión mundial.

Remarcaron que “los despliegues actuales -en la región- se concentran en Brasil, Chile y México”.

En Argentina, el Gobierno identificó las bandas para el uso de 5G, y desde el Ministerio de Economía aseguraron que la licitación del espectro radioeléctrico se realizará en el primer semestre de 2023.

“En promedio, en la región Asia Pacífico (APAC) los operadores están invirtiendo hasta un 14% de sus ingresos en infraestructura 5G, en contraste con Norteamérica que invierte 6% de sus ingresos y en América Latina los operadores con despliegues en 5G están invirtiendo en infraestructura 5G en promedio 4% de sus ingresos”.

Sin considerar el costo del espectro, o las licencias que requieren los operadores, la inversión acumulada en los últimos dos años a nivel mundial sólo para desplegar 5G “rebasa los 55.000 millones de dólares”.

Precisaron que la “inversión en infraestructura de 5G representa el 68% de la inversión total en infraestructura móvil”, dado que a nivel global las empresas aún invierten en mantenimiento de tecnologías como 2G, y expansión de otras como 3G y 4G.

Según la asociación 5G Américas, a nivel global existen 1.100 millones de conexiones 5G y la proyección es que llegará a 5.900 millones al cierre de 2027.

Precisaron que “en promedio las conexiones a redes 5G se duplicaron cada año desde la introducción comercial de estas redes a fines de 2018, habiendo totalizado 922 millones de conexiones al cierre del tercer trimestre de 2022”, dato que aportó la consultora Omdia.

Entre los 75 países que informan conexiones 5G, los datos más recientes de Omdia señalan que se sumaron 433 millones de conexiones 5G a nivel global entre el tercer trimestre de 2021 y el mismo período de este año.

“En total, esto representa un crecimiento trimestral secuencial de 14,4%, 806 millones en el segundo trimestre de este año a 921 millones en el tercer trimestre”, difundieron en un comunicado.

El informe de la entidad identifica a América del Norte como la líder en adopción de conexiones 5G inalámbricas, con un total de 108 millones conexiones 5g y 506 millones de cuentas LTE -otra tecnología de comunicación que se desplegó para acelerar el pase de 3G a 4G- al cierre del tercer trimestre de este año.

Mientras que para América Latina y el Caribe, 5G Américas prevé que “4g LTE continúe fuerte” hasta “fin del 2022”.

Precisaron que al término del tercer trimestre se contabilizaban 530 millones de conexiones 4g, lo que represente un crecimiento trimestral del 2,14%, con el agregado de 11 millones de suscripciones nuevas.

“Se proyecta que América Latina y el Caribe tendrán 22 millones de conexiones 5G al término de 2022, y 399 millones para 2027”.

El vicepresidente de América Latina y el Caribe de 5G Americas, José Otero, sostuvo que “con más de 500 millones de conexiones, 4G LTE es la base de la conectividad inalámbrica móvil en toda la región de América Latina”.

“Sin embargo, al mirar hacia el futuro, 5G comenzará a desempeñar un papel cada vez más relevante para los ciudadanos de la región a medida que los despliegues y las conexiones se incrementen significativamente”, aseguró.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS