20.1 C
Misiones
HomeSociedadRecetas por Whatsapp: el relato oficial maquilló el papelón y en las...

Recetas por Whatsapp: el relato oficial maquilló el papelón y en las farmacias pasa otra cosa

Lo que se dijo que iba a ocurrir no es lo que ocurrió. Se utilizó el recurso de los pacientes con enfermedades crónicas sin admitir que el sistema iba a continuar.

31/12/2022 6:00

Clarín.com Sociedad Actualizado al 31/12/2022 6:00

La receta médica es un papel que el Gobierno transformó en papelón. La resolución oficial del lunes pasado, que abolía la prescripción médica por foto, provocó tanto revuelo que hubo que dar marcha atrás.

El Ministerio de Salud intentó hacer control de daños y para eso sacó un comunicado, el martes, en el que eximía de la abolición a los pacientes con enfermedades crónicas. Extendía el plazo hasta el 28 de febrero.

Fue la salida más “elegante” que encontraron para registrar en un comunicado, de modo que la marcha atrás pareciera parcial y razonable: la consideración especial de los pacientes más vulnerables.

Sin embargo, la realidad fue por otro carril y el texto consensuado entre el Gobierno y las cámaras farmacéuticas fue letra muerta desde su nacimiento. De hecho, fuentes que tuvieron acceso a esa reunión dijeron a Clarín que se había hablado de extender el beneficio a toda la población.

Pero al Gobierno le habría preocupado más no asumir el papelón y admitir que se había apurado en la aplicación de las nuevas reglas de juego que explicar claramente cómo iban a funcionar las cosas en las farmacias de acá hasta el 28 de febrero.

La modalidad de la receta por Whatsapp se sigue utilizando. Foto: Fernando de la Orden Conclusión: nada de lo que pasó es lo que se dijo que iba a pasar. Las farmacias siguieron vendiendo remedios bajo receta médica fotográfica, en acuerdo con las prepagas, que son las que tienen que reconocer la modalidad para después pagar.

Una alta fuente de una empresa de medicina privada hizo foco en la clave del artilugio: “La norma dice sólo crónicos. Pero es muy difícil distinguir eso en las farmacias . Por lo que en muchas se aceptan todas las recetas hasta el 28 de febrero. Puede que alguna no, pero la mayoría lo hace”.

En el medio, más allá de la intención valida del Estado de poner en caja un sistema precario -algo que tarde o temprano debe ocurrir- pesa el juego de la oferta y la demanda. La posibilidad de comprar y vender choca con el intempestivo cambio de la norma.

Aunque el Gobierno intentó minimizar el impacto de la medida, las principales prepagas del país, como OSDE, Swiss Medical y Galeno, admitieron que entre el 50 y el 60 por ciento de sus afiliados venía usando esta modalidad al momento de conocerse la resolución 3622/22.

El comunicado que emparchó dicha resolución dice en su último párrafo: “Lo único que queda sin efecto es la posibilidad de presentar una foto de receta médica en las farmacias, excepto para aquellos pacientes con condiciones crónicas y tratamientos prolongados que venían utilizando este mecanismo”.

Apenas publicada la resolución oficial algunas farmacias avisaron al público, pero hoy la norma es la flexibilidad. Foto: Andrés D’Elía La alusión al target beneficiado deja, a entender de los financiadores de los descuentos, margen a la interpretación. Y en eso se están apoyando las farmacias para satisfacer las necesidades del público, supuestamente sin transgredir el corset oficial.

El motivo es claro: se trata de un momento sensible del año debido a la proximidad de las vacaciones de verano. Tanto pacientes como médicos pueden estar lejos de sus lugares de residencia y trabajo, lo que impide la chance de tramitar una receta de manera presencial.

Las fuentes consultadas, tanto prepagas como farmacias, muestran cierta incomodidad al explicar por qué la literalidad del comunicado consensuado el martes con el Gobierno no es lo que ocurre efectivamente en el mostrador. Algo que suele ocurrir cuando el relato político contradice el sentido común.

PS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS