14 C
Misiones
HomeSociedadPunta del Este: el mejor arranque de temporada en 5 años, pero...

Punta del Este: el mejor arranque de temporada en 5 años, pero la clase media tarda en volver

Lo atribuyen al fin de los requisitos por la pandemia y la voluntad de festejar. Con gran presencia de turistas argentinos y brasileños, la ocupación ronda el 90%.

Con el pie derecho. Así arrancó la temporada en Punta del Este, donde esperan la mayor cantidad de turistas en los últimos cinco años. El fin de casi todos los requisitos pandémicos y la necesidad de reencontrarse y festejar son los factores que traccionan más visitantes. Con todo, la clase media, que es la que aporta más ingresos, sigue sin retornar masivamente a la ciudad uruguaya.

En este cambio de año el portugués se escucha casi tanto como el español en las calles esteñas. Pero también hay muchos argentinos, el principal cliente turístico de Punta del Este. Esa afluencia se traduce en ocupación en torno al 90% en hoteles y alquileres temporarios para la primera semana de enero, y algunos establecimientos completamente llenos, un buen presagio tras dos temporadas en declive y dos más en pandemia.

“Desde este jueves hasta el 6 de enero la ocupación en nuestro hotel es del 100%. Lo mismo los fines de semana de enero y febrero. Y el promedio en ambos meses es del 93%. Esto es un 8% más que lo registrado en 2019”, celebra Javier Azcurra, director de Relaciones Institucionales y Ventas del hotel Enjoy Punta del Este.

Es un ejemplo de un fenómeno que se ve a nivel global. “Para Año Nuevo los hoteles de Punta están completamente llenos -explica Analía Suárez, propietaria de Awa Hotel Boutique y presidenta del Centro de Hoteles de Punta del Este-. Esta vez vinieron muchos estadounidenses, porque para los argentinos estamos caros, pero para el resto del mundo, no”.

En el rubro de alquileres el arranque también es auspicioso. Sorprende a la broker Alejandra Covello, que hace décadas trabaja en el sector. “Hasta el 5 de enero la ocupación es del 90%. Y ya hay casi un 70% para toda la primera quincena. La mayor demanda se ve en productos a estrenar con amenities”, precisa la presidente de Covello International. Según estimaciones del Centro de Hoteles, en Punta la oferta de departamentos de alquiler como hotelería triplica la de hotelería tradicional.

Apertura de temporada en el parador La mar en La Barra de Punta Este, con Cristian Castro y Zaira Nara. Fotos: Emmanuel Fernández En cuanto a lugar de origen, “es muy llamativa la concentración de brasileños que llegan por Reveillon [fiesta de fin de año en Brasil], aunque también lo es que los argentinos los estén copiando y también están viniendo para esta fecha -observa Covello-. Es impresionante el furor que tiene este festejo”. Según fuentes oficiales, en la noche del 31 hubo al menos 50 fiestas en el departamento de Maldonado.

Suárez estima que la mitad de los consumos turísticos corresponden a argentinos, un 25% a estadounidenses, un 20% a brasileños y el resto a viajeros de Chile, España, Paraguay, Canadá y otros países. El principal cambio observado son las estadías mas largas: “Se contratan más servicios y hay más avidez por disfrutar, sin restricciones”, señala Azcurra.

En Enjoy, la distribución entre brasileños y argentinos cambia rotundamente según el momento de la temporada: en diciembre hubo 43% de los primeros y 27% de los segundos, este mes se espera un 35% y 60% respectivamente, mientras que en febrero se prevé que el 41% de sus huéspedes sean brasileños y el 34%, argentinos. 

También se incrementó la cantidad de vuelos a Punta. “Los comerciales aumentaron en frecuencia y factor de ocupación: hay un 20% más de aterrizajes y un 40% más de pasajeros de línea que en diciembre del año pasado”, precisa Alejandro Rivero, gerente general del Aeropuerto Internacional de Laguna del Sauce. Pero aclara: “Comparado con 2019, estamos con un 35% menos de pasajeros de líneas comerciales”.

Primeras escenas del verano en el mar de Punta del Este. Foto: Emmanuel Fernández (enviado especial) En servicios privados se repite la cifra de diciembre del año pasado: 3.700 pasajeros. “Desde Navidad hasta el viernes hubo 300 vuelos en total”, resalta Julio Manco, Country Manager para Argentina, Uruguay y Paraguay de la empresa Flapper, que renta vuelos privados en aviones compartidos. Esa compañía registró 14 vuelos desde el 20 de diciembre, un número importante para este tipo de servicio aún novedoso.

Las metas: volver a 2017 y recuperar la clase media “Todavía hay que esperar a ver cómo sigue el mes, pero arrancamos muy bien y la proyección para enero es muy buena. El objetivo es recuperar los niveles de ocupación prepandémicos pero, sobre todo, volver a los de 2017, una gran temporada”, cuenta Martín Laventure, director general de Turismo de la Intendencia de Maldonado.

El verano de 2017 es el más añorado no solo por su alto nivel de ocupación sino también porque fue el último antes del declive. “A partir de 2018 la situación económica argentina y la devaluación en particular acentuaron la crisis de este lado. La Argentina es nuestro principal cliente”, admite Laventure. Después vino la pandemia y, ahora, esta “necesidad de reencontrarse y disfrutar”.

Turistas en un puesto de venta ambulante de ropa en la playa. Foto: Emmanuel Fernández Los desafíos ahora son desestacionalizar este destino para que haya turistas todo el año y, sobre todo, volver a atraer a la clase media, que es en definitiva la que más ingresos trae, ya que en general no cuenta con residencia o auto propios.

Algunas de las acciones para alcanzar el primer objetivo son una cartelera teatral incluso en invierno, la apuesta al turismo enológico y ecológico, y la celebración de congresos y competencias, como torneos de poker o carreras de rally con autos eléctricos. El segundo reto, en cambio, es más difícil.

“En Uruguay tenemos medidas de incentivo como los descuentos impositivos para el turismo en general, y buena oferta para todos los bolsillos. El tema es que igualmente hace falta que la clase media recupere su capacidad adquisitiva”, analiza Laventure. Un escollo para el que, por ahora, es imposible encontrar antídoto en la Argentina de la devaluación acelerada.

Punta del Este. Enviada especial

PS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS