22.7 C
Misiones
HomeSociedadMonte Hermoso: una fuerte tormenta de viento y arena barrió con carpas,...

Monte Hermoso: una fuerte tormenta de viento y arena barrió con carpas, sombrillas y paradores

Se registraron ráfagas cercanas a los 70 kilómetros por hora. Ocurrió a primera hora de la tarde. No hubo heridos, pero sí numerosos daños.

Una tormenta de viento y arena obligó en la tarde del martes a la evacuación de la playa de Monte Hermoso. El fenómeno no provocó heridos, pero dejó varios destrozos en numerosos paradores de la costa en el sur bonaerense. Defensa Civil y Bomberos debieron trabajar también en altura para reparar algunos balcones de los edificios de la costanera, tras la sorpresiva turba.

Al cabo de una mañana templada y con cielo cubierto, nada hacía prever que las condiciones meteorológicas cambiarían y golpearían de tal manera a uno de los balnearios más concurridos del litoral bonaerense. Hasta las primeras horas de la tarde, la temperatura se aproximaba a los 28 grados y el viento soplaba por debajo de los 30 kilómetros por hora, desde el sector oeste y noroeste.

En poco tiempo, tras el giro al sur y sudoeste, a primera hora de la tarde, la intensidad del viento superó los 50 kilómetros por hora, con ráfagas alrededor de 70 kilómetros por hora. Ante la rotación y el oscurecimiento repentino, los guardavidas, a los gritos y con señas, comenzaron a pedir a los turistas que abandonaran la playa, lo más rápido posible

“El viento fue terrible, terrible. Se volaba todo”, contó a Clarín una turista de Bahía Blanca desde uno de los departamentos ubicados en el centro frente al mar, donde logró refugiarse a tiempo. “Vimos las señas de los guardavidas que nos pedían que cerráramos las sombrillas y saliéramos de la playa” agregó la mujer.

En la estampida, hubo sombrillas que volaron y otras se quebraron, aunque no se reportaron heridos de consideración. Los daños más graves ocurrieron en un amplio sector de la línea costera, donde hay instalados varios paradores. Muchos de ellos sufrieron la voladura de las carpas, reposeras y sillas, además de padecer daños en rampas y balcones.

Uno de los más afectados fue el espacio ReCreo que el gobierno de la provincia de Buenos Aires instaló, desde el comienzo de la temporada, en pleno centro montehermoseño. Varias de los juegos y atracciones que ocupaban la arena, terminaron amontonados sobre la rambla de madera, que en pocos minutos se cubrió de arena.

La turba y sus consecuencias obligaron a la postergación de los espectáculos artísticos previstos para la tarde de este martes en el parador. Ya el fin de semana pasado, otro temporal, aunque dominado por la lluvia, había obligado a la postergación de números musicales anunciados en el mismo lugar.

En pleno fenómeno meteorológico, que no descargó lluvia sobre la costa, algunas personas lograron refugiarse en las carpas más sólidas que resistieron el embate del viento. Mientras los encargados de los paradores y los guardavidas, comenzaban a recoger los elementos que las ráfagas levantaron de la arena y apuntalar las estructuras más endebles.

Más tarde, se sumó personal del municipio de Monte Hermoso, que con vehículos y ambulancias relevó el panorama en toda la rambla costera. También los bomberos voluntarios se ocuparon de apuntalar algunas barandas en balcones de departamentos ubicados frente a la costa y que habían sido arrancadas por la fuerza del viento.

En pleno centro del balneario, a una cuadra de la costa, el techo de madera de un local de comidas terminó partido en varios pedazos sobre la vereda. Para ese entonces, la playa había quedado desierta y el mar, con la sudestada, avanzó varios metros hacia la costa.

Desde la zona de Sauce Grande, a unos 5 kilómetros del centro montehermoseño, el periodista Néstor Machiavelli, reflejó lo vivido. “Tengo muchos años frente a este mar y no recuerdo haber vivido un momento tan tenso y por momentos dramático”, afirmó el documentalista, radicado desde hace años en su natal Coronel Dorrego, a unos 30 kilómetros de Monte Hermoso, donde también se sintió el temporal.

“Estuve cerca de media hora tirado encima de las sombrillas y reposeras para evitar que se volaran, hasta que un pareja que se acercó de lejos como pudo y entre los tres logramos llevar los objetos hasta un lateral del parador cercano. Allí esperé los refuerzos familiares que al rato llegaron y pudimos regresar a casa” comentó Macchiavelli en redes sociales.

Se registraron también fuertes tormentas con viento y lluvia en balnearios cercanos, como Claromecó, Reta y Necochea, entre otros.

DB

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS