16 C
Misiones
HomeSociedadJonás, el guerrero: tiene 8 años, sobrevivió a una descarga eléctrica y...

Jonás, el guerrero: tiene 8 años, sobrevivió a una descarga eléctrica y a un trágico accidente

Noticias y curiosidades del mundo

A los 2, tocó un reflector en una plaza y casi se electrocuta. El 14 de mayo último, se salvó de milagro en un tremendo choque en el que murió la abuela. Tras varios días internados, recibió el alta y su familia le preparó una gran recibida.

Thamina Habichayn

01 de junio 2023, 13:34hs

Jonás regresó a su casa y lo recibieron con un cartel para celebrar su segunda recuperación milagrosa:

Jonás regresó a su casa y lo recibieron con un cartel para celebrar su segunda recuperación milagrosa: «Bienvenido a tu casa, guerrero», le escribieron. (Foto: gentileza Marcelo Mansilla)

Jonás es “un guerrero”. Lo dice su familia y quien conozca su historia. Con tan solo ocho años, ya sobrevivió a dos situaciones trágicas. En 2016 sufrió una descarga eléctrica a través de un reflector en la plaza de su ciudad, Recreo, en la provincia de Santa Fe. El 14 de mayo pasado, mientras viajaba en el auto con su abuela, protagonizaron un accidente de tránsito que terminó con la vida de la mujer. Él fue internado y estuvo nueve días en terapia intensiva, pero se recuperó y ya recibió el alta.

Leé también: Cobra $18.000 al mes y vive en una pieza: la cruda realidad de la mamá del nene que conoció a El Colo Barco

Jonás regresó a su casa para celebrar con su familia su segunda recuperación milagrosa. Lo recibieron con un cartel gigante en la puerta que decía “Bienvenido a tu casa, guerrero”. Marcelo Mansilla, su abuelo materno, le contó a TN su historia.

Un juego en la plaza que casi le cuesta la vida

El próximo 21 de julio Jonás cumple 9 años. En 2016, cuando tenía poco más de un año, estaba en la plaza de Recreo jugando. En cuestión de segundos, se acercó a un reflector del parque y recibió una descarga eléctrica. “Creemos que tenía algún cable pelado y no contaba con una reja o alguna protección para que los niños no se acercaran”, recordó su abuelo.

Jonás tiene 9 años y ya sobrevivió a una descarga eléctrica y a un accidente en el que murió su abuela. (Foto: gentileza Marcelo Mansilla)

Jonás tiene 9 años y ya sobrevivió a una descarga eléctrica y a un accidente en el que murió su abuela. (Foto: gentileza Marcelo Mansilla)

Tras recibir la descarga, el pequeño fue trasladado al sanatorio de la zona y luego en ambulancia al Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia de la ciudad de Santa Fe. “La descarga le hizo una reacción alérgica a la altura del riñón”, contó su abuelo. A pesar de la gravedad de lo ocurrido, Jonás logró salir adelante. Estuvo unos seis meses para recuperarse del todo. “Le costó mucho normalizar la presión”, detalló.

Después de la recuperación exitosa, la vida del pequeño siguió su curso normal. Marcelo contó que juega al básquet y va a la escuela, “como cualquier otro chico de su edad”.

El accidente fatal junto a su abuela

Siete años después de aquel suceso que puso en vilo a toda la familia, Jonás volvió a sufrir un accidente. El domingo 14 de mayo, había ido a pasar el día a la localidad de Progreso, junto a su abuela paterna. A la noche emprendieron el viaje de regreso en su automóvil y cuando estaban por subir a la ruta, en inmediaciones de una estación de servicio, chocaron de frente contra un camión que transportaba carga. La abuela de Jonás, murió en el lugar, mientras que él fue trasladado al Hospital de Niños en grave estado.

Marcelo contó que eran cerca de las 22.15 cuando ocurrió el accidente. “Según el testimonio del camionero, ella subió fuerte y sin mirar, pero no sabemos bien lo que ocurrió”, aclaró. Jonás iba en el asiento delantero de acompañante, durmiendo, con el respaldar tirado hacia atrás y con el cinturón de seguridad. “En el traslado convulsionó y lograron salvarle la vida ahí y en el hospital”, sostuvo el abuelo.

Jonás tiene tres hermanos: Dilan (6), Pilar (4) y Ciro que está por nacer en junio. (Foto: gentileza Marcelo Mansilla)

Jonás tiene tres hermanos: Dilan (6), Pilar (4) y Ciro que está por nacer en junio. (Foto: gentileza Marcelo Mansilla)

Jonás quedó internado en terapia intensiva y conectado a un respirador. Recién el martes por la mañana pudieron desconectarlo y comenzó a respirar por su cuenta. “Tenía un golpe en el pulmón que no fue tan grave y otro golpe en la cabeza, del rebote, que fue lo que más problemas trajo”, explicó Marcelo.

Después de los primeros estudios, los médicos le dijeron a la familia que se trataba de una lesión leve y que podía mejorar rápidamente. Al principio, fue complicado porque cuando se despertó, Jonás estaba perdido y no reconocía del todo a las personas. “Se despertó el miércoles a la tarde con una especie de brote, delirando, gritando, pidiendo ayuda y queriéndose sacar los cables”, narró el abuelo.

Leé también: Evelin juntó dos veces la plata para operarse de la vista, pero cuando llegó a la clínica ya salía el doble

Con el tiempo y con el cese de los efectos de la operación y la medicación, la actitud de Jonás fue cambiando. Logró reconocer a su padre, preguntarle por la madre y sus hermanos Dilan (6), Pilar (4) y Ciro que está por nacer en junio. “Cuando me mandó el primer mensaje, un audio, me partió el alma”, rememoró Marcelo. “Gracias a Dios recibió todo el amor, la emoción y la alegría”, dijo.

El mensaje de Jonás

Su abuelo contó que cuando se enteró de lo ocurrido con su nieto, no podía creer que la vida lo llevara nuevamente al extremo. Como todos en su familia son muy creyentes en Dios, se aferraron a la idea de que todo lo que pasaba con Jonás tenía un mensaje, un objetivo.

“Yo creo que todo lo que le pasó, que se haya salvado en dos oportunidades, quiere decir que él tiene un propósito grande en esta vida”, destacó. Es que Jonás le demostró a su familia y sus conocidos que tiene mucha fuerza para salir adelante. “Todo esto nos deja un mensaje de esperanza y de que los niños tienen mucho para enseñarnos, sobre todo, sobre su gran fortaleza”, aseguró.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS